TERCERA

Santi Amaro: «Migue no debería tener ansiedad por no marcar»

Santi Amaro, en el partido del Mérida ante el Valdivia. :: j. m. romero/
Santi Amaro, en el partido del Mérida ante el Valdivia. :: j. m. romero

El técnico del Mérida se muestra satisfecho con su delantero porque «se queda balones, genera fútbol y tiene ocasiones»

M. G. MÉRIDA.

El Mérida llega mañana a Olivenza en su mejor momento de resultados y sensaciones de la temporada: no pierde desde Navalmoral y ha sumado dos empates en los estadios de rivales directos como Cacereño y Coria. Además, su técnico, Santi Amaro, está empezando a despejar incógnitas y algunos de los jugadores que arrancaron mal ya empiezan a demostrar en este tramo de curso su mejor nivel. Para colmo, entra en su tramo más dulce del calendario, después de haberse medido ya a los primeros siete clasificados.

No obstante, un pinchazo ante el Olivenza volvería a convocar a los nervios. De ahí que el entrenador del Mérida no quiera ni confianza ni relajación. Porque es cierto que en tierras oliventinas golearon Cacereño y Moralo. pero también empataron Coria y Plasencia. Además, si en el banquillo emeritense preparara el choque un tipo como Jesús Perera, que hasta hace poco trabajaba para el club, el Mérida se encontrará en las filas locales a dos ex como Jorge Troiteiro y Emilio Tienza.

«Es un equipo que empata mucho y pierde poco», resume Santi Amaro. «Pero yo estoy satisfecho con el momento actual del equipo porque se sabe adaptar a cada momento de los partidos. El pasado domingo, en Coria, el campo estaba mal, era pequeñito, y el equipo supo jugar más directo, con segundas jugadas, y a partir de ahí iniciar. Lo bueno de un equipo es saber adaptarse a todos los escenarios».

Por las lluvias, tampoco espera el banquillo emeritense un buen estado del terreno de juego mañana en Olivenza, «así que habrá que competir otra vez como lo hemos hecho en los últimos partidos a domicilio, aprovechar nuestras virtudes y cometer pocos fallos», explicó Santi Amaro a preguntas del club. No le preocupa al técnico emeritense ni los muchos minutos que llevan acumulando algunos de sus jugadores ni la sequía de Migue Montes, que aún no se ha estrenado como goleador desde que aterrizó en el Romano. «Migue (Montes) no debería tener ansiedad. Desde su llegada nos ha dado un saltito de calidad arriba importante. Nos hace un trabajo espectacular: se queda muchos balones, genera fútbol, tiene ocasiones. el gol ya llegará. Es cuestión de rachas. Lo que menos me importa es que no marque. Me gustaría que lo hiciera por su bienestar, pero si el equipo crea y genera ocasiones y él participa de ellas, yo estoy contento». La única baja con la que contará Santi Amaro para viajar a Olivenza será la consabida de Álex Jiménez, porque Dani Cadena regresó ayer de su estancia con la selección de Nicaragüa.