Rubén cierra la nómina de jugadores del Cacereño

Luis Puebla y Rubén Sánchez, durante la presentación de ayer. :: C.P. CACEREÑO/
Luis Puebla y Rubén Sánchez, durante la presentación de ayer. :: C.P. CACEREÑO

El club verde y el cuerpo técnico saliente llegaron ayer a un acuerdo sobre las condiciones del despido en un acto de conciliación judicial

J. C. CÁCERES.

«Pensamos que tenemos un buen plantel para luchar por el objetivo, que es el ascenso». Estas fueron ayer las palabras del gestor del Cacereño en el ámbito cotidiano, Luis Puebla, durante el acto de presentación del central Rubén Sánchez, que cierra la nómina de jugadores del equipo para encarar la recta final de la temporada.

Una vez el delantero Kevin Levis ya cuenta con su credencial federativa, tan solo falta el trámite burocrático de Rubén Sánchez para que el equipo verde vuelva a contar con un total de 22 futbolistas.

Sánchez, que en febrero cumplirá 21 años, llega a la carretera de Salamanca procedente del Real Valladolid B, donde en los últimos tiempos no ha gozado del protagonismo deseado: «Cuando llevas tres años fuera de casa y ves que las cosas no salen bien, quieres volver a sentirte futbolista. Y dónde mejor que en casa», explicó el nuevo defensor del Cacereño.

El jugador natural de la capital cacereña, que coincidió con David López en el Diocesano de División de Honor juvenil, a partir de ahora batallará sobre el verde para hacerse un hueco en los esquemas del técnico Luis Américo Scatolaro y alcanzar la titularidad: «Vengo con esa idea, pero sé que tengo que pelear. El equipo está primero y eso es porque los jugadores están bien y en forma. Me tengo que poner a su nivel, competir con ellos y que el entrenador decida». Aunque su demarcación natural es la de central, Rubén Sánchez también puede ejercer en momentos puntuales como lateral derecho o como pivote defensivo.

El joven pelotero, que el próximo curso retomará sus estudios de Ingeniería Química, llega al Cacereño con una relación contractural que se extiende durante esta temporada y hasta el final de la próxima, exista o no ascenso.

Tras la jornada de descanso de ayer, el Cacereño regresará hoy a su rutina habitual con la mente puesta en el partido de este domingo frente al Don Benito (Príncipe Felipe, 12.00 horas). Una cita en la que no podrá estar el lesionado Fran Viñuela. Sea cual sea el resultado, los verdes mantendrán el liderato de la tabla una semana más una vez finalice la jornada, pues el Cacereño aventaja en cuatro puntos al segundo en discordia, el Moralo.

Conciliación

Por otra parte, el Cacereño y el cuerpo técnico saliente llegaron ayer a un acuerdo en el acto de conciliación celebrado en Cáceres para fijar las condiciones del despido protagonizado por los nuevos gestores de la entidad el pasado mes de diciembre. De esta forma, los pagos pertinentes tendrán que formalizarse en dos partes, una en febrero y otra en abril, y no en mensualidades consecutivas, como pretendía el Cacereño de inicio.