TERCERA

«No me voy a quedar en el Plasencia a cualquier precio»

Luismi se despide en el último partido de liga. :: PALMA/
Luismi se despide en el último partido de liga. :: PALMA

Luismi Álvarez, uno de los entrenadores con más caché en el mercado, espera que acabe el proceso electoral de la UPP para conocer su futuro

J. C. RAMOSPLASENCIA.

La Unión Polideportiva Plasencia vive una calma chicha por el proceso electoral en el que se halla inmerso. Hasta el 20 de junio está abierto el plazo de presentación de candidaturas y, en el caso de que haya más de una, el 28 de junio tendrá lugar las elecciones de donde debe salir un nuevo presidente que reemplace al saliente Rubén Hernández.

De momento, hasta este martes, no había ninguna candidatura sobre la mesa de las oficinas de la Ciudad Deportiva. Pero no es ningún secreto que la actual junta directiva va a tratar de seguir ocupando el palco del Municipal, habrá que ver si en forma de junta gestora o bien a través de una legislatura de cuatro años. Lo cierto es que el parón en la actividad desde el 19 de mayo ha levantado cierta intranquilidad en los aficionados, que se preguntan una y otra vez qué pasa con el proceso electoral, y también en el cuerpo técnico que lidera Luismi Álvarez.

A pesar de no clasificar al equipo para el playoff de ascenso, el debut del entrenador placentino en categoría sénior ha revalorizado su caché en el mercado de forma exponencial. En una temporada llena de incertidumbres, de marchas de jugadores importantes y de impagos, ha sido el nexo que ha mantenido a la UPP unida fuera y dentro del vestuario.

Su nombre está en la agenda de todas las direcciones deportivas. Ha habido interés, pero aún no han llegado ofertas que realmente le seduzcan. «Algunos se piensan que por ser unionista y llevar en la UPP toda la vida voy a estar en la UPP toda la vida. Tengo ganas de hacer una carrera de entrenador y no voy a estar en el Plasencia a cualquier precio. Me gustaría quedarme, pero si me llega alguna oferta muy importante, la valoraremos», señala Luismi.

El que fuera pichichi del grupo XIV de Tercera División hace dos años ha mantenido conversaciones informales con casi todos los clubes punteros de Extremadura. Incluso con Cubi, uno de los nuevos responsables deportivos del Villanovense y que fue compañero en el pasado. «He hablado con muchos, pero hasta ahora no me he ofrecido a nadie. Otros entrenadores lo hacen y están en su derecho, pero yo no lo he hecho. Otra cosa es mantener charlas con gente que son amigos».

Lo que ocupa y preocupa ahora a Luismi es impulsar la reinvención de la Escuela de la UP Plasencia, de la que es director. La cantera unionista va a sufrir una reconversión hacia el profesionalismo la próxima temporada y le gustaría estar presente en su evolución. «Me gustaría cerca de Plasencia. Incluso no me importaría quedarme sin entrenar en los primeros meses de la temporada».

Una hipótesis. ¿Quién se imagina a un director de la cantera de la UPP siendo entrenador de un rival directo de la UPP como un Coria, Moralo o Cacereño? «No tiene nada que ver, sé separar ambas facetas. Mi trabajo en la Escuela es formar y sacar futbolistas para que entre otros se pueda beneficiar la propia UPP. Creo que no serían trabajos incompatibles, aunque para un aficionados muy apegado al escudo le pudiera parecer un poco raro».

A pesar del gran caché que tiene como entrenador Luismi, labrado en División de Honor Juvenil y Tercera, la carencia del carnet de nivel 3 le ha pasado factura en las redes sociales a la hora de perfilarse como futurible en los grandes banquillos. «Eso fue la temporada pasada y no engañamos a nadie. A partir de septiembre ya tendré el carnet de nivel 3 como cualquier otro técnico».