Primer asalto entre Moralo y Horta en el Municipal

El capitán verde Yoni pone garra y experiencia. :: miguel camacho/
El capitán verde Yoni pone garra y experiencia. :: miguel camacho

El equipo de Navalmoral, catorce años después y por séptima vez en su historia, vuelve a disfrutar de un playoff a la categoría de bronce

MACAMA

El Moralo abre el telón del espectáculo de la fase de ascenso a Segunda B. El equipo de Navalmoral, catorce años después, vuelve a disfrutar de un playoff a la categoría de bronce, por séptima vez en su historia, y lo hace cargado de ilusión y ganas. Esta tarde se medirá en casa, con el apoyo de sus entusiastas seguidores, al Horta. Duelo extremeño-catalán de terceros clasificados en la primera eliminatoria de ascenso.

El sorteo deparó que el partido de ida se jugara en Navalmoral, circunstancia que al técnico local Diego Merino no le preocupa: «Me da igual, la verdad. Me ha tocado jugar eliminatorias de las dos maneras y no me importa; no se puede elegir así que a afrontar este primer partido como sabemos», añadiendo que «me ocupa que mi equipo sea emocionalmente estable y que dominemos los diferentes contextos y situaciones que va a proponernos el juego. Es importante que seamos un buen equipo sin balón, siendo nuestro pensamiento ir a ganar el partido».

Con toda la plantilla a su disposición es más que probable que el once de gala salte al rectángulo de juego. Los verdes irán con todo. Lo cierto es que en los momentos importantes de la temporada siempre han respondido. Un dato estadístico lo corrobora: de los cuatro extremeños clasificados es quien más puntos ha conseguido en los enfrentamientos directos entre ellos. Ni que decir tiene que no asegura nada, pero sí muestra el potencial del Moralo en las grandes citas. «Es diferente una eliminatoria a dos partidos que una liga de 38; nos enfrentamos a un equipo que compite en una comunidad donde el nivel y la exigencia son muy altos», apunta Merino. Su equipo tiene un modelo de juego definido y no lo va a cambiar ahora, sus jugadores deberán ser muy competitivos en muchos registros del juego porque «en el Horta es complejo identificar referencias, con un gran juego interior por ubicar muchos jugadores en el sector central. Trataremos de contrarrestar su juego ofensivo e identificar ventajas tanto en transición como en defensa posicional para hacerles daño», agrega.

Se presupone que el ambiente en el Municipal será formidable, con una afición volcada en ayudar al equipo con su aliento. «Lo vivido en la segunda parte ante el Jerez fue fantástico, nos hicieron creer. Ojalá volvamos a vivir ese ambiente», concluye el preparador de los verdes tomando ese recuerdo para sugerir lo que el Moralo quiere que sea su campo.