El Plasencia supera sin pisar el acelerador al Llerenense

Kevin celebra su gol tras asistencia de Borja Encada. :: PALMA/
Kevin celebra su gol tras asistencia de Borja Encada. :: PALMA

Goleó a un equipo muy condicionado por las bajas y que acabó con cuatro futbolistas juveniles sobre el campo

JUAN CARLOS RAMOS PLASENCIA.

Al Plasencia no hay quien le tosa en el Municipal. Lo hizo el Mérida en su día, pero, antes y después, nadie más. La UPP volvió a apelar a su enorme pegada en su propio terreno de juego para ganar sin problemas al Llerenense (4-0) y seguir enganchado a la lucha por el playoff. Su gran asignatura pendiente es lograr un resultado de prestigio fuera de casa. Y el próximo sábado juega en Jerez. Será una final anticipada, ya que uno de los dos puede quedar descolgado.

4 UP PLASENCIA

0 LLERENENSE

UP Plasencia
Sergio Moya; Belli, Álvaro Juanals, Edet, Arroyo, Pablo Bueno, Tano (Sosa, min. 78), Borja Encada (Pedro Blanco, min. 75), Javi López (Kofi, min. 58), Aarón y Kevin.
AD Llerenense
Juan; Luis, Lolo (Stijn, min. 84), Noni (Juan Hernández, min. 46), David de Diego, Zury, Miguel, Chino, Mario Tomé, Raúl y Chascale (Mario Luis, min. 67).
Goles
1-0: Aarón, min. 8. 2-0: Kevin, min. 20. 3-0: Edet, min. 45. 4-0: Tano, min. 76.
Árbitro
José Luis Rubio Álvarez.
Incidencias
Estadio Municipal, 650 espectadores.

El Plasencia no necesitó pisar el acelerador para lograr una victoria cómoda. Llegaba a esta cita con cinco bajas importantes, pero es que el Llerenense comparecía sin media plantilla. Tanto es así que hasta cuatro futbolistas juveniles acabaron el partido sobre el césped. Y cuando a Aarón le dio por cabecear a la red un saque de esquina botado al segundo palo, se acabó el partido. Y solo habían transcurrido ocho minutos de juego (1-0).

El Llerenense trató de mantener la cara y cruzar con frecuencia la divisoria en busca de la igualada. Quiso jugar alegre y eso ofreció espacio al Plasencia, que no hubiera encontrado de otra forma en el fangal del Municipal, donde solo se pueden ver dos tipos de acciones: malabarismos y juego directo.

De una de las pocas triangulaciones que permitió el tapete placentino nació el 2-0, en el minuto 20. El desborde de Borja Encada y su posterior centro lo definió Kevin en el primer palo.

El argentino persiguió el doblete durante todo el partido. Y si le resistió todas las veces. En la más clara, al filo del descanso, su cabezazo en vaselina superó a Juan, pero Edet sobre la línea de gol, para asegurar el 3-0, le robó la autoría del tanto.

En la segunda parte, el Plasencia entró en modo hibernación y el Llerenense incluso llegó a merecer el gol del honor. Hubo pocas ocasiones, ahora más repartidas, pero el único que supo transformar alguna fue el Plasencia. Ese definitivo 4-0 llegó a un cuarto de hora para el final, cuando Tano zapateó desde la frontal a la cepa del poste.

El resto del encuentro cedió protagonismo a la cantera. Por parte local se estrenó el cadete placentino Jorge Sosa, de solo 15 años, siguiendo la estela de otros que debutaron con su misma edad y que fueron internacionales con la selección española, como Deco o el meta Alberto Sánchez. Por parte llerenense, hasta cuatro futbolistas juveniles acabaron el partido sobre el césped: Raúl, Juan Hernández, Mario Luiz y Stijn.