La UPP pasó el rodillo ante el Burladés

Aarón anotó de esta forma el 1-0 para la UPP. :: PALMA/
Aarón anotó de esta forma el 1-0 para la UPP. :: PALMA

El Plasencia se mete en la segunda ronda tras conseguir su victoria más amplia en 50 partidos en fases de ascenso

JUAN CARLOS RAMOS

Doce victorias seguidas no son casualidad. La UP Plasencia se está perfilando como un serio aspirante para lograr el ascenso a Segunda B. Así lo ha demostrado en la primera ronda del playoff ante el Burladés, tanto en el partido de ida en tierras navarras (1-2) como en el partido de vuelta disputado en el Municipal.

Más

5 UP PLASENCIA

Álex Hernández; Belli, Pascu, Edet, Álex Jiménez (Jonás Basso, min. 56), Durántez, Pedro Gilarte (Sergio Sánchez, m.62), Manu Moreira, Iván Henares, Aarón (Luismi, min. 70) y Karim.

0 BURLADÉS

Beorlegui; Aritz Sola, Castán, Aitor Sánchez (Alberto Sánchez, min. 54), Iván Rubio, Biesa, Guijarro, Xavi Rípodas, Peio (Pablo García, min. 66), Tito Marchal y Dani Martínez (Íñigo Bronte, min. 38).

Goles
1-0: Aarón, min. 4. 2-0: Pascu, min. 25. 3-0: Karim, min. 45. 4-0: Karim, min. 55. 5-0: Aarón, min. 65.
Árbitro
Narváez de Vera. Mostró tarjetas amarillas a Pedro Gilarte, de la UP Plasencia; y a Aritz Sola, Aitor Sánchez y Dani Martínez, del Burladés. Expulsó con roja directa al visitante Tito Marchal, en el minuto 38, por soltar el codo en un balón aéreo.
Incidencias
Estadio Municipal, 1.500 espectadores.

Catorce años hacía que el coliseo placentino no acogía un encuentro de fase de ascenso y la UPP quiso celebrarlo logrando su victoria más amplia en 50 partidos en playoffs. No quiso especular con la renta mínima en Burlada y decidió pasar el rodillo para hacerse con un 5-0 que le mete en el sorteo de este lunes por la puerta grande.

El Plasencia ya se mostró superior hace una semana, pero es que ayer no hubo color. Con las únicas modificaciones en el once de Manu Moreira por Cifu y Karim por Luismi, el equipo unionista dejó claro que no iba a especular con el 1-2. Desde el arranque metió al Burladés en su terreno de juego y empezó a buscar los tres palos.

Cierto es que el Burladés tenía algún que otro condicionante, como la lesión de su volante Íñigo Marco, las molestias de su central Castán o la tardía llegada de su artillero Íñigo Bronte, que viajó directamente desde Madrid hasta Plasencia tras un par de semanas en el extranjero. Sin embargo, el martillo pilón extremeño se hubiera llevado por delante a quien hubiera estado delante.

Ni tiempo hubo para comerse las uñas. En el minuto 4, el 1-0 y media clasificación. Manu Moreira percutió por banda derecha, se asoció con Karim y acabó con un centro al segundo palo para Aarón que ya era medio gol.

El Burladés quedó noqueado y no supo reaccionar. O quizás no tuvo capacidad para hacerlo. Su único disparo entre los tres palos no llegó hasta un cuarto de hora para el final.

El Plasencia, a lo suyo, buscó la sentencia para evitar lo que hubiera sido una sorpresa mayúscula. Acabó llegando el minuto 25, uno después de que Karim perdonara casi a puerta vacía. En esta ocasión fue Pascu, tras conectar un zapatazo desde 20 metros y el posterior desvío entre un bosque de piernas, el que hizo el 2-0.

Y por si algún aficionado visitante soñaba con alguna remontada épica, en el minuto 38 puso definitivamente los pies en el suelo cuando Tito Marchal vio la tarjeta toja tras soltar el codo en el salto con Álex Jiménez. El central de la UPP, a pesar de sangrar abundantemente, pudo continuar hasta la segunda parte.

A partir de ahí, ya no hubo marcas, bajó la intensidad y el Plasencia hizo rodar el balón esperando el final del partido. Y, entre medias, sacar partido de sus llegadas a puerta. Así llegó el 3-0 al filo del descanso, tras un cabezazo de Karim a centro de Iván Henares.

La segunda mitad no hubo historia. El Burladés trató de mantener el tipo con pundonor y el Plasencia empezó a pensar más en la segunda ronda de la fase de ascenso: sustitución para que Álex Jiménez se fuera a dar unos puntos en la ceja y para Pedro Gilarte, el único con tarjeta amarilla.

Pero los de arriba seguían teniendo hambre y no desaprovecharon la oportunidad de golear. En el 55, Karim puso el 4-0 de volea desde fuera del área; y en el 65, Aarón se metió el doblete en el bolsillo tras cabecear en un saque de esquina el 5-0. En la recta final, incluso, la goleada pudo ser aún más contundente, con llegadas de Karim -una de ellas al larguero- y Luismi.