El Plasencia recupera la tranquilidad

Manu Moreira, de la UPP. :: J. C. R./
Manu Moreira, de la UPP. :: J. C. R.

JUAN CARLOS RAMOS

PLASENCIA. Una vez cerrado el mercado de fichajes, la UP Plasencia ha podido completar por fin una semana de cierta tranquilidad. Con una plantilla corta de efectivos para el gigantesco desafío que afronta, pero con tranquilidad. Al menos, Luismi ya puede contar con los 18 jugadores que tiene en nómina, una vez que David Durántez ha recibido el alta médica y podrá estar en el banquillo después de someterse a una artroscopia para poner solución a sus problemas de menisco. Su último partido tuvo lugar ante el Racing Valverdeño el pasado 4 de noviembre.

El Plasencia recibe con todos al Olivenza (Estadio Municipal, 12:00) con el objetivo de sumar tres puntos que le permitan seguir metiendo presión al Coria en la lucha por la cuarta plaza. Solo un punto separa a caurienses y placentinos.

El Olivenza, por su parte, transita en la zona templada de la tabla, con seis puntos de ventaja sobre los puestos de descenso. Eso sí, no puede fiarse por si hay arrastres de Segunda B.

La UPP introducirá pocas novedades en relación al último once que se impuso al Valdivia (3-1). Habrá alguna rotación en la línea de tres centrales donde sí hay 'overbooking' y habrá que esperar para saber si Luismi Redondo se estrena como titular tras su llegada del Deportivo Fabril de Segunda B. Su primer encuentro saliendo desde el banquillo acabó en gol, lo que hace que haya marcado en sus tres últimos partidos con la UPP: dos en la 2014/2015 y el pasado domingo.

El Olivenza llega con una sola derrota en los últimos siete partidos. Y fue en casa del Moralo por un gol en propia puerta. «Es un equipo que sabe a lo que juega y que compite muy bien, ya vaya por delante o por detrás en el marcador. Sus jugadores tienen muchos partidos en Tercera División y eso se nota sobre el campo», dice el técnico unionista Luismi.

 

Fotos

Vídeos