El Plasencia inicia una dura cuesta de enero

Kevin, a la derecha, podría empezar en el banquillo. :: PALMA/
Kevin, a la derecha, podría empezar en el banquillo. :: PALMA

La UPP tendrá en Castuera varias bajas, entre ellas las de Flórez o Tano, que han pedido la carta de libertad

JUAN CARLOS RAMOS PLASENCIA.

Por tercer año seguido, la UP Plasencia vuelve a afrontar una cuesta de enero tremendamente complicada por todo lo relativo al mercado de invierno que se extiende hasta el día 31. El retraso en las nóminas, donde la UPP se ha puesto casi al día, ha servido de caldo de cultivo para que se especule con las salidas. En los corrillos futbolísticos se ha hablado más de eso que del trascendental partido ante el Castuera, que podría acercar definitivamente a la UPP a puestos de playoff.

Hay tres nombres propios: Kevin, Flórez y Tano. Todos ellos han solicitado la carta de libertad por diversos motivos y el club de momento se la ha negado. Kevin tenía oferta del Caudal de Mieres y ahora está sonando el Mérida. Los casos de Flórez y Tano obedecen más a temas personales.

El cuadro técnico de la UPP cuenta con todos ellos, pero ha cedido el poder de decisión a la dirección deportiva si supone un alivio para las arcas del club y hay recambio de garantías.

Si sale Kevin el elegido podría ser Ibrahima Ndiaye 'Ibou', delantero senegalés de 26 años que ha iniciado la temporada en el FC Mas Taborsko, que milita en la 2ª División de la República Checa. Allí ha disputado 18 partidos entre Liga y Copa y ha anotado tres goles. Ibou había jugado antes en equipos como As Pontes, Ourense, Quintanar del Rey y Manchego.

Pero lo primero es sacar a flote el partido ante el Castuera. Y no será fácil. Durántez y Carlos Valverde se encuentran lesionados y Aarón cumplirá ciclo de amonestaciones. De los tres con deseos de salir, solo Kevin podría entrar como revulsivo.

En el Castuera, que elude los puestos de descenso por tres puntos, podría hacer su debut Luis Guerra, exportero del Don Benito.