El Plasencia no aprovecha los tropiezos de sus rivales

OPTA

El Plasencia perdió una buena ocasión de acortar diferencias con el Moralo y poner tierra de por medio con el Coria al perder por la mínima en su visita al Azuaga. Un gol de Luisito en el inicio de la segunda mitad sirvió a los locales para hacerse con el triunfo tras dos derrotas consecutivas ante Moralo y Valdivia. Con racha contraria llegaba al choque el Plasencia, que había ganado sus dos encuentros anteriores. El cuadro de Luismi conserva la cuarta plaza por la derrota del Coria, mientras que el conjunto local se aleja de los puestos de peligro de la tabla.

1 AZUAGA

0 UP PLASENCIA

Azuaga
Carlos; Sofi, Nono, Ruby, Isaac; Neftalí, Kiko, Pelu (Ilyés, m. 61); Jesús Rodríguez (Perla, min. 79) Luisito y Enrique.
UP Plasencia
Moya; Belli, Edet, Valverde; Borja Encada (Javi López, min. 62), Pablo Bueno (Durántez, min. 46), Gilarte, Manu Moreira, Luismi (Pedrito, min. 79); Aarón y Kofi.
Gol
1-0: Luisito, min. 57.
Árbitro
Cordón Valladares. Amonestó a los locales Kiko, Pelu y Sofi y al visitante Javi López.
Incidencias
Municipal de Azuaga ante 600 espectadores. Antes del partido, el capitán local Neftalí hizo entrega de una placa de reconocimiento al grupo de animación Frente Rojiblanco por sus diez años de historia.

El Azuaga, con innumerables bajas para este encuentro, salió desde el primer minuto decidido a hacerse con el control del encuentro. El primer acercamiento rojiblanco, sin embargo, se encontró con una respuesta casi inmediata del Plasencia, que empezó a encontrar opciones de peligro por fuera. Luismi y Encada complicaron la vida a la zaga azuagueña, pero no al guardameta Carlos Sánchez, inédito durante casi todo el encuentro. Al descanso se llegaría tras una ocasión del Azuaga, la más clara de la primera mitad, propiciada por un centro de Isaac que salvó como pudo el meta Moya.

En el segundo tiempo, pese a la buena salida de los placentinos, el Azuaga fue muy superior. Los locales, conscientes de la importancia de los puntos en juego, se hicieron con el control del choque y empezaron a generar ocasiones. Así, la insistencia tuvo su fruto en el minuto 57. En un contragolpe bien hilvanado por los rojiblancos, Luisito iba a poner el primero, aprovechando un soberbio pase al hueco de Enrique. Tras el gol, lejos de la reacción visitante, el Azuaga pudo matar el partido en varias contras, aunque el resultado ya no se movería.