TERCERA

La plantilla de la UPP denuncia los impagos

Once de la UPP en el derbi ante el Cacereño. :: upp/
Once de la UPP en el derbi ante el Cacereño. :: upp

Jugadores y cuerpo técnico emiten un comunicado público diciendo que están viviendo una situación «límite»

JUAN CARLOS RAMOS PLASENCIA.

Como si fuera algo cíclico, los problemas económicos vuelven a azotar la tranquilidad de la UP Plasencia. En realidad, tales problemas nunca se han solucionado, pero ésta sí que es la primera vez que cuerpo técnico y jugadores denuncian la situación públicamente y de forma conjunta.

Lo hicieron en forma de comunicado remitido a la AFE este lunes. Alertaron de que el vestuario está «al límite» por culpa de una «situación de enorme incertidumbre» a causa de las deudas que acumula el club. Aseguraron que «no se están dando las condiciones necesarias para encontrar una solución definitiva».

El club adeuda, en algunos casos y según dice el comunicado, hasta tres mensualidades. En caso del cuerpo técnico, podría ser incluso mayor. «Plantilla y técnicos se encuentran al límite. Vivimos del fútbol y nuestra situación es crítica en muchos casos», indicaron. El vestuario reconoce que la Junta Directiva «está trabajando para encontrar una solución» a este problema, pero que «a día de hoy sigue sin cumplir con los futbolistas y cuerpo técnico».

«Todos seguiremos defendiendo este escudo y trabajando con la misma profesionalidad que el primer día, con el firme propósito de alcanzar el objetivo que se marcó el club cuando comenzó la temporada», sentenciaron los jugadores y cuerpo técnico. También a algunos directivos se les debe dinero que han puesto de su bolsillo.

Mientras tanto, los socios siguen esperando una Asamblea que no llega y donde quieren encontrar explicación a tanta incertidumbre y falta de previsión económica. La última se produjo el 10 de febrero de 2017, es decir, hace más de dos años, lo que contraviene el Decreto de 1998 que regula las Entidades Deportivas Extremeñas y el derecho de los socios de un club deportivo.