Óscar Martín: «Tenemos claro que no será un paseo»

Óscar Martín, ante el Cacereño, junto a Alberto Delgado. :: e. domeque/
Óscar Martín, ante el Cacereño, junto a Alberto Delgado. :: e. domeque

El jugador villanovense asegura que mantienen siempre los pies en el suelo, aunque con el objetivo claro de quedar primeros y ascender

ESTRELLA DOMEQUEVILLANUEVA DE LA SERENA.

El fulgurante inicio del Villanovense había hecho que muchos lanzaran las campanas al vuelo. Sin embargo, esas campanas nunca repicaron en el vestuario serón, alejado de todo ese ruido para mantener los pies en el suelo. Ese pleno de victorias se ha visto frenado en seco por la derrota ante el Cacereño (1-3) y el empate frente al Moralo (1-1). Dos rivales directos que, pese a robarles sus primeros puntos esta temporada, no les han robado la ilusión.

«Desde fuera, con esa racha de cinco victorias, parecía incluso que nos íbamos a pasear. Pero tenemos claro que no va a ser así, esta es una liga muy competitiva, en cualquier campo es complicado ganar y siempre tenemos los pies en el suelo», explica el jugador Óscar Martín.

El centrocampista canario cree que el partido ante el Cacereño fue «complicado por todo lo que pasó». Tras ese tropiezo llegó el segundo traspié en Navalmoral, donde cree que supieron competir, pero también que les faltó algo de calma en los últimos minutos. «En cualquier caso, ese es un campo difícil en el que creo que va a ganar poca gente», afirma.

En el vestuario serón son conscientes de que el camino es largo y que no va a tener nada de fácil. De hecho, la siguiente cita vuelve a medirles a otro rival directo, un Coria con el que están empatados a 16 puntos. Para Óscar Martín, «el domingo es importante ganar y afrontar el partido con la misma ilusión que lo hacemos siempre». Pese a ese empate a puntos con el conjunto cauriense, los serones han demostrado mayor pegada en estos siete primeros partidos. Y es que, con 18 dianas, el Villanovense aventaja en diez goles al equipo dirigido por Rai.

Son esas cifras las que hacen bailar una clasificación que en la parte alta se muestra bastante igualada, con hasta ocho equipos en un abanico de cinco puntos de diferencia. Un equilibrio que el futbolista canario ve atractivo para la afición, pero que ellos quieren romper cuanto antes. «Necesitamos ganar el domingo, darle una alegría a nuestra afición y cuanto antes despegarnos de los que vienen detrás», señala el exjugador del Talavera. «El objetivo está más que claro: quedar primeros y subir. No hay otra meta que no sea esa. Tenemos que depender de nosotros mismos y si estamos al nivel que deseamos no va a depender de nadie más», prosigue.

Dentro de ese objetivo colectivo, también se enmarca su primera meta individual que es adaptarse a la categoría después de varias temporadas en Segunda B, dos de ellas en el Villanovense. De momento, se siente cómodo en esta segunda etapa en el club serón, aunque cree que todavía puede dar más: «Es complicado porque el juego es muy diferente y algo más brusco. Me está costando un poco, pero me estoy aclimatando al igual que el resto del equipo». Una adaptación temporal pues el reto es regresar con el Villanovense a la categoría de bronce el próximo año.