Moralo, el primero en arrancar

Jugadores y cuerpo técnico que iniciaron la pretemporada del Moralo. :: m. c./
Jugadores y cuerpo técnico que iniciaron la pretemporada del Moralo. :: m. c.

El equipo de Navalmoral comienza el trabajo de pretemporada a las órdenes del nuevo entrenador, Diego Merino

MIGUEL CAMACHO

navalmoral. Así de metódico es el nuevo mister del equipo de Navalmoral. Iniciar tan pronto la pretemporada se debe a que Diego Merino no podrá doblar sesiones de entrenamientos todo lo que le gustaría y para compensar las recuperará con el adelanto que se ha producido esta semana. Con una veintena de jugadores, entre los trece renovados y siete fichados, además de varios juveniles, el Moralo abrió el telón el miércoles en el propio Municipal. Sólo faltó la última incorporación, Sergio Alonso, que lo hará en los próximos días. Pero sí acudieron a su primera cita como verdes el guardameta Miguel López (procedente del Coria), el defensa Suso (Villarubia), los centrocampistas Rubén Rivera (Talavera), Diego del Castillo (Astorga) y Javi González (Diocesano), y el delantero Valentín (Astorga). Se unieron a los renovados Pedraza, Óscar, Iván Sánchez, Jorge Cano, Lolo, Julio Rodao, Dani, Pinilla, Sergio Gómez, Yoni, Álex González, Adri Nombela y Rulo. A la plantilla, según su técnico, le faltan dos o tres retoques que durante estas semanas de preparación se verá qué demarcaciones reforzarán. «El balance de estos primeros entrenamientos es positivo, las sensaciones son buenas. La predisposición de los futbolistas es francamente buena. Estamos muy ilusionados tratando de que el equipo vaya generando y dominando hábitos a nivel conceptual de las distintas fases del juego», señala Merino.

La primera piedra de toque será a domicilio, el día 29 en Alcorcón, frente al Trival Valderas de la Tercera madrileña. El 1 de agosto se estrenará en casa ante el Talavera de Segunda B. Después, condicionado por su participación en la Copa Federación que empezará el día 4, completará el calendario de partidos amistosos jugando en los campos del Arroyo el 8, Chinato el 11 y Talayuela el 15, antes de la presentación oficial ante sus seguidores midiéndose al Zamora el día 18 recuperando el Trofeo Rafael Medina. Hasta ahí llegarán las pruebas porque al fin de semana siguiente dará inicio la liga. Una liga con la que intentar olvidar el mal trago de la pasada, cuando en el último segundo del último partido perdió la posibilidad de disputar la promoción de ascenso a la categoría de bronce trece años después de la última. Aunque ese trance ocurrido en Santa Amalia el 13 de mayo lo tiene presente el club. Con el lema 'Un moralo no se rinde' ha lanzado una campaña de abonos en el que el carnet general vuelve a costar 50 euros para seguir arropado por sus aficionados. El presupuesto alcanzará los 170 mil euros, incrementándose un 17% con respecto a la campaña anterior.

El objetivo es ocupar un puesto entre los cuatro primeros clasificados que dan derecho a jugar la fase de ascenso. Tras el sobresaliente ejercicio que sorprendentemente no se culminó con ese premio, el Moralo aspira a quitarse la espina de la frustración con cierta vitola de favorito a estar arriba. Al menos sí que entra, ahora desde el principio, en los pronósticos para que así sea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos