Moralo y Llerenense, a despejar dudas

El moralo Luis Lozano está recuperado de su lesión. :: M. C./
El moralo Luis Lozano está recuperado de su lesión. :: M. C.

MACAMANAVALMORAL DE LA MATA.

Después de quedarse en Trujillo los primeros puntos esta temporada, el Moralo recibe a un Llerenense que ocupa la penúltima posición sin haber conocido aún la victoria. El equipo de Navalmoral, situado en la segunda plaza en solitario a dos puntos del líder Villanovense, quiere despejar cualquier duda que le pudiera haber generado el empate en campo trujillano el pasado domingo. «No estuvimos bien en las vigilancias ofensivas y tuvimos además varios errores en la finalización; son las cosas que principalmente debemos mejorar para este encuentro», advierte el técnico José Diego Pastelero. El lateral zurdo Luis Lozano se retiró lesionado por un golpe, pero no le impedirá, como mínimo, entrar en la convocatoria. «Siempre hay posibilidad de cambios», señala el míster de los verdes sabiendo el potencial de su plantilla, y quizás se estrene en el once Chavalés, en fase de recuperación de sus molestias, o vuelva a la titularidad Rubén Rivera, inédito la pasada jornada. El respeto por el Llerenense de Fael es máximo, con un solo punto en su haber y sin haber marcado aún fuera de casa, y es que para Pastelero «es un rival muy ordenado y disciplinado que no regalará nada, su clasificación no es la que merece; no será fácil ni mucho menos».

El conjunto de Llerena cuenta con las dudas de Mario Tomé y Jesús Toy que arrastran distintas dolencias. El último tramo del choque que disputó con el Cacereño es donde se quiere ver reflejado para afrontar esta complicada salida con confianza.

Mientras, en otro orden de asuntos, el Moralo sigue creciendo en abonados. Esta semana ha llegado a la cifra de 980, por la que los jugadores y cuerpo técnico se sienten «orgullosos de haber contribuido a esa ilusión en el aficionado. Vamos a tratar de darle buenos resultados para que todo sea perfecto», señala el entrenador.