El Moralo defiende el liderato en Montijo

Rubén Rivera, uno de los fijos en el Moralo. :: M. C./
Rubén Rivera, uno de los fijos en el Moralo. :: M. C.

El equipo de Diego Merino persigue su décima victoria seguida ante un rival que no conoce la victoria en la segunda vuelta

MACAMA

Madrugan Montijo y Moralo para verse las caras. Por ese motivo, los verdes vuelven a pasar noche en el lugar del partido para evitar el madrugón a varios de ellos que no residen en Navalmoral. El estreno del liderato, tras nueve triunfos seguidos, se producirá en campo del cuadro montijano, que ha vuelto a caer al trío de descenso diez jornadas después. Los de Emilio Blanco aún no conocen la victoria en la segunda vuelta y esa rémora de dos puntos de quince posibles les ha enviado al antepenúltimo puesto.

Enfrenten tendrán a un Moralo que está contento, con confianza, «con la misma línea de trabajo de siempre, pero con prudencia, ser líderes es emocional pero nos da fuerzas para seguir trabajando con muchas ganas», argumenta su técnico Diego Merino, que añade que «la presión y la exigencia será la que se pongan cada uno, nosotros somos exigentes pero no perdemos el foco de quiénes somos y trabajamos con la máxima ilusión. Esta semana no ha cambiado con respecto a otras».

Su equipo acudirá a la cita con ausencias importantes. A la lesión de Chele se le une la de Álex González, estando además sancionado Del Castillo por acumulación de tarjetas.

Siendo como es una plantilla corta la del Moralo se espera un once inicial, y quizás un dibujo táctico también, distinto al habitual. «Tenemos la línea muy definida en cuanto al concepto de juego, así que no creo que haya grandes diferencias esté uno u otro jugador sobre el campo», señala Merino.

Lo que está claro es que está obligado a reestructurar las demarcaciones introduciendo nuevas piezas. Todo ello con la mirada puesta ya en las dos siguientes jornadas consecutivas que les medirá a Coria y Mérida. «Eso ahora queda lejos, vamos día a día y nos centramos en ello. Nos enfrentaremos a un Montijo que nos lo pondrá muy difícil, con defensa en bloque bajo, de basculaciones profundas y transiciones rápidas por fuera con jugadores de calidad», concluye el míster del líder, que busca su décima victoria seguida.