El Mérida, pensando más en el playoff que en el título

Los emeritenses celebran un gol ante el Valdivia. :: j. m. romero/
Los emeritenses celebran un gol ante el Valdivia. :: j. m. romero

Nadie en el club duda ya del primer puesto, por lo que el plan es llegar a la fase de ascenso a buen nivel de confianza y competitividad

M. G. MÉRIDA.

El Mérida se guardó el título de Liga tras doblegar hace tres jornadas al CP Cacereño en el Romano, pero no fue hasta el domingo pasado cuando despejó cualquier género de dudas. Quedan cinco partidos y son ocho los puntos que separan a ambos conjuntos en la clasificación, y a pesar de esto son más fiables las sensaciones que desprenden uno y otro que las estadísticas en sí: ni en sus partidos más discretos el Mérida pierde. y sin embargo el Cacereño anda metido en una muy mala dinámica de resultados (solo ha sumado ocho de los últimos dieciocho puntos en juego).

Ese título virtual y esa distancia suponen un alegrón y a la vez un inconveniente. De puertas para afuera el discurso no cambia. pero de puertas para adentro cuesta mucho motivarse y concentrarse. De hecho, los dos partidos más irregulares del Mérida en 2019 han sido precisamente ante Montijo y Coria. Sabe el vestuario emeritense que muy mal lo tiene que hacer para que se le escape el primer puesto, y más con el calendario que tiene por delante.

De ahí que el cuerpo técnico emeritense no deje de hacer énfasis en seguir insistiendo como hasta ahora, tanto para no perder la competitividad como para llegar en el mismo estado de ánimo y de confianza a la final por el ascenso. Esta mañana el rival será el Olivenza, pero la consigna (incluso hasta cuando el título sea matemático) será la misma ante Aceuchal, Racing Valverdeño, Pueblonuevo y Calamonte.

De los cinco rivales que le quedan, el Calamonte está salvado, el Racing Valverdeño es el que más cercano está al descenso y los otros tres (entre los que se encuentran los oliventinos) están ' medio salvados', pero solo entre comillas. El equipo de Juampe Sánchez, cuna de Jesús Perera, se encuentra cinco puntos por encima del descenso tras una racha de una victoria en las últimas seis jornadas. Y tras el Mérida, le quedan cuatro rivales directos por la salvación. O sea que de ellos dependen si se meten en un lío o pasan un tranquilo final de temporada.

Sin Migue Montes, a quien aún le quedan varias semanas, Santi Amaro repite la misma convocatoria de la última jornada. Es decir, que tendrá que hacer de nuevo un descarte horas antes del partido. Ante el Coria, por molestias, fue el lateral derecho Montesinos. En el Olivenza, Juampe y Capa serán los únicos ausentes por sanción. Pero con exemeritenses tan queridos en sus filas como Jorge Troiteiro y Emilio Tienza.