TERCERA

El Mérida parece listo para empezar

Foto de familia del Mérida con las nuevas equipaciones. :: J. M. ROMERO/
Foto de familia del Mérida con las nuevas equipaciones. :: J. M. ROMERO

El equipo de Santi Amaro se estrena ante su afición con una muy buena imagen en el empate sin goles frente a un Recreativo de superior categoría

M. G. MÉRIDA.

El Mérida se presentó anoche ante su afición con un sabroso empate sin goles ante el Recreativo de Huelva. Sabroso, sobre todo, por la impresión que dejó el equipo de Santi Amaro ante un rival de superior categoría. Tal vez la mejor en lo que se lleva de pretemporada. Porque los emeritenses, que gozaron de más y mejores ocasiones de gol, merecieron ganar su primer y último amistoso en el Romano.

Santi Amaro, que mezcló teóricos jugadores importantes con teóricos secundarios en las dos mitades del partido, apostó de inicio por un 4-4-2 con Javi Sánchez bajo palos; Chavalés, Mario Ramón, Paco Puertas y Héctor Martínez en defensa; Curro, Puyi, Joaqui Flores y Cristo en el medio del campo; y Sanabria y Paco Tomás en punta. Y el primer cuarto de hora fue buenísimo, tanto por el ritmo impuesto como por la resignación del Recreativo, que apenas podía salía con claridad de su campo.

Ocasiones

Los emeritenses vieron a Álex Lázaro de muy cerca tanto en jugadas como a balón parado. Destacaron una falta directa de Cristo por debajo de la barrera, un remate al segundo palo de Paco Tomás que se marchó alto por poco y la jugada ensayada entre Cristo y Joaqui Flores al filo del descanso que sacó un defensor onubense bajo palos. Los visitantes, de los que se esperaba algo más, apenas llegaron un par de veces a los dominios de Javi Sánchez.

El segundo tiempo comenzó con cinco cambios en las filas del Mérida: Álex Jiménez, Víctor Calatrava, Santi Villa, Dani Cadena y Javi Martín por Paco Puertas, Héctor Martínez, Joaqui Flores, Sanabria y Paco Tomás. Y le costó al equipo de Amaro volver a meterse en el partido. De hecho, fue el Recre el que se hizo rápido con el control del partido, aunque sin llegar a crear peligro alguno. Aunque el arreón final fue del Mérida, que coleccionó varias ocasiones que desbarató el ex cancerbero emeritense Álex Lázaro. La más clara, un mano a mano con Pizarro.

El Mérida se fue más feliz de lo que llegó, con muchos jugadores rayando a un buen nivel para el tramo de pretemporada en el que nos encontramos. Antes del partido, en la ronda de presentación, Santi Amaro le espetó a sus aficionados que «el objetivo está claro, pero no hay que mirar todavía a mayo. Hemos buscado jugadores con valores que casan con el Mérida: compromiso, trabajo, el ir a por los partidos.». Y remató al final del duelo: «Me ha gustado mucho el equipo. Los jugadores están cogiendo la idea».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos