El Mérida multiplica su eficacia

El Mérida multiplica su eficacia
BRÍGIDO

Tras fallar un penalti el Aceuchal al inicio del partido, el club emeritense rompió el partido y exhibió su superioridad

JAVI LAIRADO

Tras el mal resultado del domingo pasado, el Mérida pinchando en su visita a Olivenza y el Aceuchal cosechando su undécima semana consecutiva sin ganar; ambos contendientes arribaban al Romano con cara de susto y la urgencia asomando por la esquina. Y ambos modificaron sus onces. Los locales buscando dar con la tecla y los visitantes repletos de bajas.

5 MÉRIDA

Javi Sánchez; Montesinos, Jiménez, Mario Ramón, Héctor (Chavalés, 63´); Puyi (Sanabria, 75´), Heo, Villa; Muneta, Cristo (Javi Martín, 61), Montes.

0 ACEUCHAL

Krsto; Albertino, Ito, Dani Arrabal, Álex Murillo; Rafa González, Marín; Javi Asensio, Victor Aguinaco (Adrián, 75´), Leandro Izquierdo (Sergio Macho, 78´); Roberto (Dani Abril, 54´).

GOLES
1-0 Montes (Min. 15), 2-0 Santi Villa p ((Min. 20), 3-0 Muneta (Min. 43), 4-0 Montes (Min. 71), 5-0 Montes (Min. 79)
árbitro
Rubio Álvarez. Mostró cartulinas amarillas a Mario Ramón y Puyi por parte del Mérida
incidencias
Estadio Romano, 1800 espectadores según datos del club.

Desde muy pronto llegó el Mérida a la meta rival. En el primer minuto una buena apertura a la derecha para Cristo concluyó en centro de este y remate de Montes que Krsto desvió a córner. Durante esos primeros minutos el Mérida gobernó el choque, buscando la rendija por la que colarse en el área rival. Antes del primer cuarto de hora el Aceuchal dispuso de su ocasión más clara, en un penalti en el que Javi Sánchez adivinó la dirección del lanzamiento de Leandro para convertirse en el primer nombre propio del choque. La jugada descolocó a los dos equipos. Pero el Mérida se levantó y consiguió adelantarse en una jugada de rechaces en la que el nueve, Migue Montes, se vistió de nueve para ser el más listo de la clase. Además, él mismo provocó cinco minutos después el penalti que Santi Villa aprovechó para doblar la ventaja y dejar una autopista hacia el triunfo a los romanos. Y pudo cerrar definitivamente el duelo en una pelota en la que cruzó demasiado ante Krsto. Tras ello, el Mérida retrasó su línea una quincena de metros, algo contraproducente, regalar balón cuando tienes once pensado en tenerlo. El Aceuchal la tocaba sin más, y el Mérida se mostraba excesivamente lento, con su centro del campo incapaz de aconduchar a Cristo y Montes. Una vez que lo hicieron concluyó en el tercero, con Montes fallando ante el meta pero con Muneta aprovechando el rechace. Krsto volvió a ser protagonista en un disparo lejano de Puyi. Y se echó encima el descanso.

BRÍGIDO

Tenía el Mérida dos opciones tras el parón, aumentar el ritmo para divertir a su afición y divertirse o convertir el choque en un sesteo. De entrada eligió la primera y Krsto volvió a convertirse en protagonista, despejando una buena internada de Montes, que encontró la red a continuación en una combinación de Muneta y Montesinos, pero el colegiado anuló la jugada por fuera de juego. Los romanos trataban de mantener ritmo e intensidad. El Aceuchal por su parte, en dificultades para sacar la pelota desde atrás, buscaba correr una vez superada la primera línea de presión. Varios parones seguidos alrededor del primer cuarto de hora sí que frenaron el partido. Intentó Amaro reactivarlo con sus cambios, y pisó área el Mérida especialmente a balón parado. Desde la esquina consiguió el cuarto, peinando Martín el córner para que Montes rematara a gol.

Ya sin ritmo por los parones de lesiones y sustituciones, el Mérida trataba de que su superioridad física y técnica se plasmara en goles. Y el quinto llegó rápido de una forma muy similar al anterior: lanzamiento de esquina de Santi Villa, esta vez peinó Sanabria para que apareciera de nuevo Montes en el segundo palo. Lo intentó el Aceuchal en un error de concentración local que dejó a Asensio solo ante Sánchez, pero se le hizo de noche. Y en la contra romana, el mismo Montesinos centró para que Sanabria cabeceara fuera. Lo intentó el Mérida una última vez en una incursión de nuevo de Montesinos, más su disparo se fue escorado. El colegiado, viendo que el choque estaba muerto, decidió darle fin sin descuento. El Mérida recupera el pulso. El Aceuchal, a reiniciarse.

 

Fotos

Vídeos