TERCERA

El Mérida, a hacer los deberes y luego esperar

Curro trata de arrebatarle el balón a un contrario. :: j. m. romero/
Curro trata de arrebatarle el balón a un contrario. :: j. m. romero

Los de Santi Amaro, sin Kevin por lesión, visitan un estadio en el que ni han ganado ni han marcado desde su nueva denominación

M. G.

mérida. Cuando el Mérida salte al terreno de juego del Calzado Galván para disputar la segunda parte de su partido ya sabrá el resultado del Moralo-Cacereño, sus dos únicos rivales en la lucha por el título. Sabrán los de Santi Amaro si se pueden poner líderes de Tercera o si tendrán que ganar para mantener las distancias. «A mí, lo que me interesa, es ganar yo, porque si no hacemos los deberes. Y luego, evidentemente, en el otro campo nos interesa un empate porque los dos se dejarían puntos», opina el técnico emeritense.

No será ese pronóstico, sin embargo, el mayor problema del Mérida esta tarde. Lo será el rival que visita. Aunque sus resultados están siendo malos en los últimos dos meses de competición, el Jerez es el Jerez y el Calzado Galván, el Calzado Galván. De hecho, este Mérida AD aún ni ha ganado ni ha marcado allí: empató en la 13-14 con Bernardo Plaza en el banquillo (0-0) y volvió a empatar al año siguiente, el del ascenso, con Ángel Alcázar (0-0). «He ido de jugador con buenos equipos allí y no hemos sabido ganar nunca, porque siempre el Jerez ha presentado buenos equipos y, luego, por las condiciones del terreno de juego. Son partidos que se suelen atragantar, son salidas que están marcadas en rojo en el calendario», recuerda Santi Amaro.

Viaja el Mérida con los 18 futbolistas que tiene disponibles, porque el central Mario Ramón sigue arrastrando molestias en su tobillo y Kevin sufrió una contractura en la última jugada del choque ante el Llerenense el pasado domingo. Es lógico, por tanto, ante lo complicado del envite, que Santi Amaro vuelva a apostar por un 'once' y una idea muy parecidos al que se vio en Plasencia, Cáceres o Coria. «Vamos a jugar como mejor nos ha venido en las últimas grandes citas. Volveremos a todo lo que hacíamos bien. Pero no tanto por los nombres en el 'once', sino por las ideas, por tener controlado el partido». Es decir, que volverá al 4-3-3, con posibilidades en la segunda parte tal vez para los dos últimos en llegar, Samu Martínez y Salvi.

En Jerez espera un rival, el de Javier Ortega, sin bajas por sanción y algo irregular esta temporada: no comenzó bien el curso, luego encadenó una serie de triunfos consecutivos que lo auparon a la tercera posición y ahora solo ha ganado un partido de los últimos siete. «Pero cuenta, sobre todo tras el mercado de invierno, con un muy buen equipo. Un conjunto, además, que se activará con la visita del Mérida. Veremos seguro su mejor versión», intuye Amaro. Porque también necesitan ganar los templarios para no descolgarse de la lucha por la cuarta plaza.