El Llerenense pierde ante un Cacereño que ya gana

Los jugadores del Cacereño celebran el segundo gol. :: M. TORO/
Los jugadores del Cacereño celebran el segundo gol. :: M. TORO

Los dos conjuntos buscaron ganar en un partido vital para tomar oxígeno pero que acabó del lado de los verdiblancos

MANUEL TOROLLERENA.

El Fernando Robina iba a ser este domingo juez del resurgimiento, y a su vez, del hundimiento de los dos conjuntos que enfrentaban fuerzas. Llerenense y Cacereño llegaban con un punto en tres partidos a sus espaldas y ambos necesitaban ganar para salir del fondo de la tabla. Ante este panorama, el nerviosismo parecía cundir entre los jugadores en los primeros minutos: balones largos, escasas ocasiones y poco juego.

1 LLERENENSE

2 CACEREÑO

Llerenense
Rubiales, Pedro Oliva, Noni, Gómez, Mario Tomé (Cebada, min 62), Ernesto, Zuri, Juanan, Alberto Gázquez (Jaime, min 74), Manuel Barroso y Mario Benjumea (Luis, min 55).
Cacereño:
Bernabé, Neto, Carlao, Carlos Daniel (Borja, min 59), Alberto, Teto (Marcos, min 84), Gustavo, Murci, Alex, Andújar y Rodri.
Goles:
0-1: Gustavo, min. 58. 0-2: Alberto, min.67. 1-2: Cebada, min. 77.
Árbitro:
Andrés Byron Morales, amonestó con tarjeta amarilla a Noni, Ernesto, Alberto Gázque y Manuel Barroso en el Llerenense y a Carlos Daniel y Rodri en el Cacereño.
Incidencias:
Estadio Fernando Robina, 400 espectadores.

Ernesto se atrevió en primera instancia en el minuto 8 y Alex comenzó a meter presión con un tiro lejano en el minuto 11. En el 24 tendría otra más claras en la que Rubiales apareció parando el esférico con la pierna. En el 41 Mario tiraría dentro del área para que Bernabé sacara a relucir sus guantes.

Descanso

En la segunda mitad, el decano del fútbol extremeño salió al terreno con una mayor sensación de peligro e intensidad que los locales. De esta forma, el Cacereño pudo adelantarse gracias a Gustavo en el minuto 58 tras un pase que recibía al corazón del área. Tan solo 9 minutos más tarde aumentarían la renta tras el tanto de cabeza de Alberto.

Los cambios no se hicieron esperar en esta última mitad y Jaime sustituyó a Gázquez para forzar un penalti a los tres minutos de entrar y que convertiría Cebada.

Con el 1-2, y 20 minutos por delante, el Llerenense se vino arriba y pudo creer en una posible remontada. Noni tiraba del equipo hacia arriba mientras el Cacereño intentaba aprovechar las contras para sentenciar el encuentro.

Entre las esperanzas locales y el arraigo visitante murió un partido que calló de cara para los de Cobos, con una cruz, que cada jornada que pasa se acentúa más y más sobre el Llerenense y su nuevo entrenador, Fael.

Al término de la jornada en el grupo extremeño de Tercera, Llerenense se mantiene en decimonovena posición con un punto de doce posibles y el Cacereño asciende hasta la decimotercera plaza, con cuatro puntos. La próxima jornada, los de Llerena viajan a Navalmoral de la Mata y Cacereño recibe al Diocesano.

Resto de partidos en tercera