El Moralo vuelve al escenario de su primer ascenso de bronce

La afición del Moralo desplazada al partido ante el Horta. :: moralocp/
La afición del Moralo desplazada al partido ante el Horta. :: moralocp

El conjunto de Diego Merino se medirá al Linares, ante el que logró subir a Segunda B hace casi 22 años

MIGUEL CAMACHO

navalmoral. Buenos recuerdos para el Moralo CP una vez celebrado el sorteo de la segunda eliminatoria de ascenso a Segunda B. Se enfrentará, primero en Navalmoral este sábado a partir de las 21.00 horas, al Linares Deportivo. Hace casi 22 años, el 29 de junio de 1997, logró el equipo extremeño su primer ascenso a la categoría de bronce en campo del club jienense. El formato de entonces, liguilla entre manchegos, andaluces y extremeños, dejó unas apasionantes dos últimas jornadas que midieron a Moralo y Linares, los únicos que se jugaban el ascenso.

Los verdes pudieron conseguirlo en la penúltima, en casa, pero un postrero gol linarense para empatar 1-1 lo dejó todo abierto para el partido final. En él, a los moralos les servía empatar pero vencieron 0-1 con un tanto de David en el último minuto ante más de diez mil espectadores en el estadio Linarejos, con unos 300 seguidores de Navalmoral en sus gradas. «Es lo primero que se me ha venido a la cabeza, como supongo que a la mayoría de nuestros aficionados», recuerda Horacio López, su presidente, nada más conocer el emparejamiento.

Campo mítico en la historia del Moralo. «El Linares es un rival muy competitivo y peligroso, más aún en su casa con su afición, pero el Moralo no teme a nadie. Hay que jugar los partidos, vamos a luchar hasta el final sin presión por el sueño que tenemos porque somos también tremendamente competitivos como hemos demostrado», añade. El máximo mandatario verde augura unas jornadas de convivencia entre aficiones, como ya ocurrió frente al Horta catalán las dos últimas semanas: «Los dos encuentros deben ser una fiesta. Nosotros queremos llenar el Municipal, sentir el ánimo y apoyo de nuestra gente los 90 minutos. Creo que será una eliminatoria más que se decidirá por detalles. A espectadores podrán ganarnos, a ilusión no creo». El presidente moralo estuvo acompañado en el sorteo en Las Rozas por Pedro Rocha y algunos miembros de la federación extremeña, por lo que se sintió arropado y agradecido.

El Linares finalizó la liga regular, en el grupo IX de Andalucía Oriental, como segundo clasificado. Se aseguró su participación en la fase de ascenso con siete jornadas de antelación y poco después el subcampeonato. Ya en la promoción perdió 1-0 en casa del Tenerife B, al que derrotó 2-0 en Linarejos con un gol de penalti en la prórroga. «Con su afición tiene un potencial importante, además de tener una plantilla profesional y un entrenador muy buenos. Les analizaremos en profundidad. De los tópicos hay que huir; claro que nos gustaría no recibir gol en la ida e ir con ventaja a la vuelta, pero esto es fútbol y habrá momentos de todo tipo en la eliminatoria, hay que ser fuertes mentalmente», asegura Diego Merino, técnico del Moralo. Su equipo ha crecido después de superar al Horta en el primer cruce: «Creo que nos hemos reforzado a nivel de confianza. Habernos clasificado nos reafirma que somos un buen equipo, que dominamos muchos registros, que sabemos sufrir siendo muy competitivos. Confiamos en nosotros mismos, tenemos la ilusión por las nubes», sentencia el míster de los moralos.