ASCENSO A SEGUNDA B

Linarejos, último escollo del Moralo para llegar a la final del playoff

La verticalidad y velocidad de Caramelo serán claves para pasar la eliminatoria. :: m. camacho/
La verticalidad y velocidad de Caramelo serán claves para pasar la eliminatoria. :: m. camacho

El conjunto de Diego Merino afronta la vuelta de la eliminatoria con un resultado muy favorable (2-0) ante un Linares muy arropado en casa

MACAMANAVALMORAL DE LA MATA.

Linares y Moralo se han citado esta tarde en el estadio Linarejos para saber, después de 90 o 120 minutos, o incluso más, quién de los dos se clasifica para la eliminatoria final de ascenso a Segunda B. El equipo de Navalmoral parte con la ventaja del 2-0 conseguido en su campo en el choque de ida y ahora en la vuelta lo quiere defender con fuerza e intensidad.

Enfrente tendrá a un conjunto andaluz que, al margen de su indudable calidad, contará con el apoyo de sus aficionados, que generarán un ambiente en el estadio, con cerca de diez mil espectadores, con el que amedrentar a los extremeños. «El equipo ha superado adversidades en muchos momentos de la temporada y está claro que en este partido nos encontraremos otras más. Nuestra fortaleza mental, saber sobreponerse a la adversidad, será determinante», asegura su preparador Diego Merino. Los moralos, que vestirán con su segunda indumentaria completamente de amarillo-oro, trabajarán en conjunto para dividir el trabajo y multiplicar los resultados a lo largo y ancho del rectángulo de juego. Quieren abstraerse de lo que les rodeará y afanarse en mantener la ventaja que tienen sin olvidarse de atacar: «Es importante que mentalmente estemos preparados para recibir gol, pero sabiendo que nosotros también tenemos que marcar, hay que mostrar personalidad», advierte Merino, que intuye que será un partido «en el que ellos tendrán mucha presencia en el área para obligarnos a defender hundidos. Debemos contrarrestar esa situación de juego, primero lógicamente defendiéndola bien y a partir de ahí encontrar las ventajas que nos podamos encontrar para atacar».

El Moralo no estará solo en Linarejos ya que dos autobuses, además de decenas de vehículos particulares, desplazarán a alrededor de 300 de sus seguidores, que esperan ser recibidos igual que lo fueron los linarenses una semana antes. Diego Merino no podrá contar con la participación de Del Castillo por acumulación de amonestaciones. Ese ha sido, quizás, el mayor quebradero de cabeza durante la semana de preparación del encuentro.

Diego Merino: «Es importante que estemos preparados mentalmente para recibir un gol»

Y es que el mediocentro, que está atravesando un momento dulce, es una pieza clave en su sistema. «Del Castillo nos da defensa de balón parado, defensa de área, juego aéreo, balones divididos, llegadas. Es una baja importante, pero tenemos otras alternativas y estoy seguro de que todos los que jueguen rendirán a un alto nivel», destaca el míster moralo. El espíritu de Linares, como algunos de sus aficionados muestran en sus camisetas recordando la gesta de hace 22 años, quiere resurgir en el mejor escenario posible. Llegar a la final está en juego.