Liderato y poco más

Los jugadores del Mérida celebran unos de los goles ante el Castuera/J.M.ROMERO
Los jugadores del Mérida celebran unos de los goles ante el Castuera / J.M.ROMERO

El Mérida se impone en la segunda mitad a un Castuera que siempre estuvo en el partido, y se coloca en la primera posición

JAVI LAIRADO

Por segunda semana consecutiva el Mérida era consciente de que la victoria le aupaba hasta el liderato del grupo. Desde el inicio del choque el Castuera le cedió la pelota, sabiendo que los minutos son muchos y que el Romano se hace grande. Los locales debían aumentar la velocidad de la pelota, algo que les viene costando en el último mes. Muneta se aproximó a la zona ancha para tratar de buscar el desmarque de Samu Martínez, que en su debut en el Romano se mostró siempre agresivo al espacio. Así logró el Mérida sus primeras llegadas, no especialmente peligrosas: un cabezazo de Montes fuera, algún intento de Villa, Joaqui revoloteando por la derecha y pare usted de contar. Eso sí, al Castuera, perfectamente ordenado atrás, le resultaba casi imposible traspasar la línea del centro del campo.

4 Mérida

Javi Sánchez; Montesinos, Héctor, Jiménez, Javi Chino; Puyi (Espinar, 62'), Muneta, Villa (Curro, 78'); Flores, Samu Martínez (Cristo, 62'), Montes.

1 Castuera

Canito (Luis, 46'); Antonio, Lolo, Gus, Miguelito; Cartón, Mati; David, Angelito, Chema (Calatrava, 62'); Ismael (Santi, 74').

Goles:
1-0 Santi Villa (Min. 41); 1-1 David Gallego (Min. 45), 2-1 Álex Jiménez (Min. 65), 3-1 Cristo (Min. 82), 4-1 Montesinos (Min. 87).
Árbitro:
Asensio Pérez. Mostró cartulinas amarillas a Santi Villa, del Mérida y Antonio, del Castuera.
Campo
Estadio Romano, cerca de 1700 espectadores, según datos del club.

El Mérida repetía una vez más la pelicula ya vista en el Romano este curso en media docena de primeras partes: control absoluto, ritmo lento, dificultad para traspasar líneas rivales. Eso sí, al menos, intentó el disparo lejano más a menudo, aunque con escaso acierto. Tanto Montesinos como Puyi o Villa tuvieron la suya. Y en una contra bien llevada por Muneta, Flores lanzó al lateral de la red. Y cuando se acercaban los minutos de los locales, estos no se olvidaron de su cita con el gol. Esta vez fue a balón parado. Muneta, el mejor en esta primera parte, puso la pelota en la cabeza Santi Villa para que este rematara libre de marca a gol. No contaba el Mérida con la jugada que se produciría casi a continuación. Córner para el Castuera, David Gallego ataca el área pequeña y su cabezazo empata el partido.

Vuelta a empezar tras el descanso. La afición romana comenzaba a impacientarse en estos primeros minutos, porque, además, el Castuera salió atrevido y tocó la pelota en largas posesiones en el comienzo de la segunda mitad. Buscaban a Mati o Ismael para que recibieran de espalda y ganaban segundos y metros preciosos. Flores volvió a tener la oportunidad de desnivelar tras un buen pase interior de Montes, pero Luis adivinó su intención, y repitió el meta a los pies de Montes tras una gran jugada individual del nueve. El Castuera disfrutaba cuando tenía metros para combinar, e incluso un centro de Antonio se envenenó y obligó a Sánchez a estirarse. Y de nuevo el balón parado al rescate del Mérida. Tras un córner que parecía perder su peligro, Espinar encontró a Jiménez en el segundo palo para que este cabeceara a placer.

Pudo repetirse la historia de la primera mitad en la jugada siguiente, pero en esta ocasión Javi Sánchez se lució sacando a bocajarro un remate de Ismael desde el mismo área pequeña. No cerraban el choque los locales y el Castuera crecía con balón, inquietando y mucho a un Mérida que no se imponía en ninguna parte del campo. Fue Cristo el que apareció en el momento justo para lograr el tercero. Espinar la puso desde la esquina a la frontal del área para que el extremo empalmara de primera a la red y a continuación, una combinación entre el mismo Espinar y Montesinos dejó a este en franquicia para poner el cuarto y el liderato en el Romano.