El liderato pasa por Navalmoral con un gran derbi

Celebración verdiblanca en el partido de la primera vuelta. :: a. m./
Celebración verdiblanca en el partido de la primera vuelta. :: a. m.

Cacereño y Moralo, primero y tercero en la tabla, se medirán de tú a tú en un duelo que será determinante en la pelea por la cúspide de la clasificación

MACAMA / MARÍA CORRAL

Cacereño, líder, y Moralo, tercero, están separados por dos puntos. En medio, Mérida. Los tres expectantes para saber quién encabezará la clasificación al término de esta jornada. Al equipo de Cáceres es al único de los tres que una victoria le garantiza continuar en la privilegiada posición que ostenta ya que los otros dos, además de ganar, dependen del otro marcador del otro partido para auparse al liderato. El ambiente de derbi importante se ha ido alimentando con el paso de la semana. Los locales moralos, enrachados con ocho victorias consecutivas, han pedido a sus aficionados engalanar con banderas sus balcones y que llenen el Municipal (17.00 horas). Los visitantes cacereños también han hecho un llamamiento a sus seguidores para que les acompañen en esta cita señalada en rojo.

«Se ha notado en los entrenamientos que es un partido especial. Estamos en un muy buen momento de confianza; vamos a intentar disfrutarlo como sabemos que es compitiendo», sugiere Diego Merino, míster del Moralo, que añade que «existe una buena comunión entre la afición y el equipo y queremos volverla a ver en este encuentro». Su convocatoria no variará mucho con respecto a las últimas jornadas, a excepción de los lesionados Chele, que ha recaído, y Miguel López, que aún así parece que se sentará en el banquillo dejando la titularidad a Pedraza. Ambos forman la pareja de guardametas que menos goles recibe en el grupo. Es más que probable que sea el único cambio del habitual once inicial de los verdes. «Son tres puntos importantes, sobre todo por lo que emocionalmente darían, pero restan aún muchos por disputarse y no son decisivos», agrega el técnico del conjunto de Navalmoral. Una de las claves para el Moralo será ser fiel a su estilo ante un rival que «domina muchos registros, es eficaz, veloz, trata de jugar en campo contrario. Tenemos que contrarrestar bien su fortaleza para aspirar a la victoria», sentencia Merino.

Por su parte, el Cacereño se plantará en Navalmoral con la única idea de remendar el error cometido el pasado fin de semana. El empate ante el Arroyo acortó distancias con sus inmediatos perseguidores, quienes ahora rebosan motivación para adueñarse de la cúspide de la tabla. Para evitar el 'sorpasso', los de Adolfo Muñoz deberán corregir fallos, especialmente defensivos, para no recibir otro susto pocas semanas antes de que se inicie el tramo decisivo de la competición.

Para la ocasión, el actual líder no estará solo. En torno a un centenar de fieles verdiblancos acompañarán a su equipo en una de las salidas más difíciles del curso. El club ha fletado un autobús que partirá a mediodía desde la capital de provincia para sentir el calor de su afición en una cita cuanto menos crucial. Además, aparte de los que viajen en el autocar, otros tantos seguidores cacereños pondrán rumbo a la localidad morala en vehículos particulares.

En la retina aguardan los últimos enfrentamientos. La igualdad ha sido máxima. Tanto es así que, de las cuatro veces que se han visto las caras en apenas año y medio, tres de los duelos han acabado en tablas. Y sin goles. Dos de ellas fueron en liga y la otra en semifinales de la Copa Federación el pasado mes de agosto. Dos en Navalmoral y una en Cáceres. Se salva el encuentro de ida de la presente campaña, donde el Cacereño venció por la mínima en el Príncipe Felipe. Para ver una goleada por parte de alguno de los dos conjuntos, habría que remontarse a la primera temporada de Adolfo Muñoz en el banquillo verdiblanco. Sus pupilos resolvieron con 3-1 en casa y 0-3 a domicilio.

Expectación total para una cita que, sin duda, determinará el devenir de Moralo y Cacereño en la competición. Los primeros, que llegan híper motivados al choque, pueden llenarse de gloria doblegando al líder, mientras que los segundos pueden meterse en problemas si sucumben. O quizás todo quede igual, como ha ocurrido en los últimos compromisos y cada uno vuelva a casa como vino. La entrada general tendrá un precio de seis euros y el partido será retransmitido a través de la plataforma online Footters.

 

Fotos

Vídeos