Un hueso para despedir el año del Romano

Heo se queda fuera de la convocatoria por primera vez. :: J. M. ROMERO/
Heo se queda fuera de la convocatoria por primera vez. :: J. M. ROMERO

Aunque no es uno de los equipos 'elegidos' para estar arriba, el Pueblonuevo es el primero de su liga y uno de los conjuntos menos goleados del grupo

M. G. MÉRIDA.

El equipo del pueblo de Cristo y el exbanquillo de Santi Amaro será el encargado de cerrar el año del Romano. El Pueblonuevo, el primero de la otra Liga, intentará lo que tan sólo el Diocesano ha sido capaz de hacer: robarles puntos al Mérida en su casa. Los de Pineda, de hecho, ya saben lo que es quitarle puntos al Coria, al Plasencia, al Moralo. y casi al Cacereño. Eso sí, todos en el Antonio Amaya. Su asignatura pendiente descansa a domicilio: solo ha sido capaz de ganar en Arroyo. Sus tres últimas salidas las cuenta por empates el conjunto rojillo.

«El Pueblonuevo es un equipo complicado», lo conoce bien Santi Amaro, que debutó como primer entrenador en el banquillo del Antonio Amaya el curso pasado. «Tiene las ideas claras y un modelo de juego definido. Defensivamente es un equipo muy fuerte, que se junta bien y que recibe muy pocos goles. También es verdad que marca poco, pero los rentabiliza muy bien». Ha recibido, de hecho, los mismos goles en contra que el Mérida, doce, pero es el equipo que menos marca después del colista Valdelacalzada.

«Me preocupa que seamos capaces de interpretar bien el partido, de leer los espacios, de jugar rápido pero sin llegar a precipitarnos, de ponernos por delante», enumera el técnico emeritense, que no cuenta con ninguna baja para el penúltimo partido de la primera vuelta. Así que se ha vuelto a quedar fuera de la convocatoria el mediapunta Dani Cadena, a la espera de que encuentre equipo para rescindir su contrato. El otro jugador que no se vestirá será Heo, que se cae de una lista por primera vez esta temporada.

Enfrente, un Pueblonuevo que viajará sin bajas por sanción, que se muestra siempre como un equipo rocoso capaz de competir con sus armas (solo ha perdido un partido por más de un gol) y que intentará que el Mérida se encuentre siempre a disgusto con el balón. Por eso se esperan, nuevamente, sorpresas en el 'once' de Santi Amaro. Ya la semana pasada dejó a su pichichi en el banco y alineó juntos a Curro y Puyi en el centro del campo.

«Que juegue Puyi no significa que juguemos con dos mediocentros», explica Santi Amaro. «Por sus características, Puyi viene a recibir más. Siempre partimos igual, pero por las características de los futbolistas el sistema suele variar. La idea es siempre la misma, pero con variantes».

Se espera una buena entrada en el Romano, ya que el Mérida más solidario ha regalado durante la semana entradas por un kilo de comida o por un juguete nuevo para repartirlo entre los más necesitados estas navidades. «El equipo está contagiando cada vez más a la afición. Nosotros sentimos cuando están cerca de nosotros», los alentó en la previa el técnico emeritense.