El 'hard rock' de Cobos, cerca de sonar en el Cacereño

Julio Cobos, en un partido de la pasada temporada con el Villanovense. :: ESTRELLA DOMEQUE/
Julio Cobos, en un partido de la pasada temporada con el Villanovense. :: ESTRELLA DOMEQUE

Técnico y el club ultiman una negociación que podría cristalizar esta misma semana con el anuncio del fichaje

J. CEPEDACÁCERES.

El 'hard rock' futbolístico de Julio Cobos, haciendo honor a la camiseta de AC/DC que el técnico de Valdehornillos viste en la imagen que ilustra esta información, puede volver a sonar de forma inminente en el Príncipe Felipe. Según pudo saber ayer este diario por fuentes cercanas a la operación, tanto el entrenador como el club verde ultiman unas negociaciones que pueden cristalizar en la recta final de esta misma semana con el anuncio oficial de su fichaje para ocupar el banquillo de la carretera de Salamanca.

El inminente regreso de Julio Cobos, del que ya informó este diario en su edición digital de ayer, cayó de buen grado entre unos aficionados que guardan un grato de recuerdo del preparador extremeño, tanto de su época de jugador, cuando hacía las veces de mariscal en el centro del campo del Príncipe Felipe, como de su etapa en la parcela técnica. Después de brindar antaño grandes tardes de fútbol sobre el césped a principios de la pasada década, Cobos fue dos temporadas consecutivas segundo entrenador del Cacereño, hasta que en la campaña 2012/13, la de la victoria copera del Cacereño en La Rosaleda de Málaga, asumiese las riendas del decano del fútbol extremeño como primer espada.

Tras su estreno de esa temporada en el banquillo verdiblanco, Julio Cobos logró hacerse posteriormente con un nombre de prestigio en el círculo de los entrenadores tras dos etapas diferentes en el Villanovense y otra experiencia en la Línea de la Concepción, donde dirigió al Linense. Con el equipo de las Vegas Altas logró un ascenso a Segunda B tras alzarse con el título de Tercera. También disputó un playoff de ascenso a Segunda División y una eliminatoria de Copa del Rey frente a un Barcelona que, aunque goleó en el partido de vuelta, no pasó del empate a cero en el entonces denominado Romero Cuerda.

En su segunda etapa en las tierras seronas, Cobos llegó a Villanueva de la Serena en octubre de este pasado año para sustituir al entrenador José Manuel Roca, aunque no pudo evitar que su equipo descendiese a Tercera a falta de una jornada para finalizar el campeonato regular de liga. Un tropiezo en su trayectoria que tampoco ha empañado el buen recuerdo que de él se guarda en la localidad.

Hasta que no fructifiquen las negociaciones con el nuevo técnico, el Cacereño tiene previsto mantener en cuarentena el capítulo de renovaciones para la próxima temporada. No obstante, ya hay varios jugadores de la última plantilla que contractualmente estarían vinculados un año más a la entidad. Lo que sí parece claro es que la llegada de Cobos al Cacereño sentará las bases de un proyecto ambicioso para luchar por el retorno a la categoría de bronce en la que será la cuarta campaña consecutiva del equipo verdiblanco en el pozo de la Tercera tras haber pinchado en hueso, por unas u otras causas, en las temporadas precedentes.

Por otra parte, coincidiendo con el final de la temporada, el Cacereño ha llevado a cabo un cambio de sede. Las oficinas que el club tenía en la calle García Plata de Osma pasan ahora a estar en la Avenida Virgen de Guadalupe, en el denominado 'edificio de los médicos'. Allí compartirá espacio con las instalaciones del grupo empresarial del presidente Carlos Ordóñez. El club informó ayer de esta novedad a los aficionados a través de sus perfiles sociales.