TERCERA

IQ Finanzas renuncia a luchar por la gestión del Real Avilés

El sello gestor del Cacereño llega a un acuerdo con el club asturiano, reconociendo así un incumplimiento contractual

J. C. CÁCERES.

La actual firma gestora del Cacereño, IQ Finanzas, eliminó ayer uno de sus frentes abiertos. El entramado de inversiones encabezado por el emprendedor Álvaro López llegó a un acuerdo con el Real Avilés para renunciar a luchar judicialmente por la gestión del decano del fútbol asturiano. Cabe recordar que IQ Finanzas fue apartada unilateralmente del club avilesino por los propietarios el 13 de diciembre de 2016 debido a un incumplimiento contractual. Este hecho quedó ratificado más tarde, el 6 de septiembre de 2017, cuando la propiedad del club acreditó judicialmente en el procedimiento de medidas cautelares el incumplimiento de dos de las cláusulas, como eran la falta del abono de mil euros mensuales en concepto de servicios y la no presentación de un presupuesto suficientemente avalado en el plazo acordado sobre el papel.

Ayer, día fijado para la vista previa al juicio ordinario por esta causa, ambas partes llegaron a un acuerdo extrajudicial, reconociéndose así legalmente la rescisión llevada a cabo en diciembre de 2016. De esta forma, IQ Finanzas, que no percibirá cantidad alguna en forma de daños y perjuicios, se desvincula definitivamente del decano del fútbol asturiano.

En lo que a España se refiere, el Cacereño es ahora el único foco futbolístico de un sello que aún tiene pendiente acreditar el cambio de titularidad del accionariado, todavía en manos de Martínez Doblas.

 

Fotos

Vídeos