Cacereño-Mérida, más que una final

Mérida y Cacereño se midieron por última vez en 2005. :: HOY/
Mérida y Cacereño se midieron por última vez en 2005. :: HOY

Los dos mayores presupuestos de Tercera, los dos clubes con más masa social y los mejores equipos del grupo buscan en el Romano la primera Copa Federación de su historia

M. G. Y M. CORRAL MÉRIDA y CÁCERES.

Esta noche se dirime en el Romano el primer 'título' de la temporada. 'Título' entre comillas porque es oficial. Pero que no compensa más allá de la prima en metálico, que asciende a unos 3.005 euros. Que se lo pregunten, si no, a los últimos campeones. La UP Plasencia sufrió el curso pasado durante el tramo de la temporada que le tocó viajar para, al final, no subir en el mes de junio; el CD Badajoz, hace dos años, tuvo que cambiar de entrenador durante el trayecto y, aunque al final ascendió por el camino largo, lo hizo como subcampeón; hace tres, al propio CD Badajoz le sucedió casi lo mismo pero sin llegar finalmente a ascender; hace cuatro años la ganó el Arroyo y acabó descendiendo aquella temporada a Tercera; y así sucesivamente hacia atrás. No obstante, más que influir deliberadamente en el desarrollo de la temporada, parece ya casi una cuestión de superstición.

Cábalas aparte, la final de este año vuelve a reunir a los dos máximos favoritos de Tercera a ser campeón y, por tanto, subir a Segunda B: el líder e invicto Cacereño ante el segundo e invicto Mérida. Los de Adolfo Muñoz, sin ninguna Copa Federación en su palmarés, llegaron a esta misma final hace dos años y cayeron estrepitosamente en Don Benito (5-0) ante el Badajoz, aunque luego acabarían siendo campeones de Liga. Los de Santi Amaro, por su parte, debutan esta tarde en una final de esta competición. Sólo el Mérida UD levantó una en el 2004, tras ganar al Jerez a doble partido. Aquel equipo de Tébar sí acabó ascendiendo.

Pero título y premio aparte, la final levanta todas las expectativas posibles por los dos rivales que se la disputan y el escenario del partido. Será en el Romano, con dos aficiones amigas compartiendo gradas y entre dos equipos que, a día de hoy, son los mejores del grupo: los dos primeros de la tabla, los dos equipos más goleadores y menos goleados de la temporada, los dos clubes con más masa social de Tercera y los dos presupuestos más altos de la categoría. Ése es el cartel del encuentro.

Los emeritenses llegan tras tres victorias consecutivas que le hacen medio olvidar la minicrisis de principios de septiembre con los empates ante Diocesano y Llerenense. Los cacereños, tras empatar el domingo ante la UP Plasencia en el Príncipe Felipe. La intención de ambos es levantar el trofeo, aparte de porque así lo han manifestado públicamente sus dos entrenadores, porque ganar sería asestarle un pequeño golpe anímico a su rival más directo.

Con la imagen todavía en la retina de lo acontecido hace dos años ante el Badajoz, los de Adolfo Muñoz pretenden reescribir su historia para hacer desaparecer la espinita de aquella amarga tarde en el Vicente Sanz de Don Benito. Tras la tanda de penaltis ante el Moralo en semifinales, el técnico verde espera un partido menos agónico. Para evitarlo, no podrá contar con Elías Molina y Alberto Carbonell, lesionados; ni con Álex García, todavía en proceso de recuperación. Debido a ello y, salvo sorpresa, el once inicial será el mismo que el del domingo ante la UPP, con Carlao y Rubén como centrales y Álex Rubio en punta.

El Mérida, sin Dani Cadena (convocado por la selección de Nicaragüa) y Javi Martín (aún lesionado), presentará su 'once' más competitivo, con algunas variantes. «Valoraremos si hacemos o no rotaciones un día antes del partido, pero intentaremos poner a los que mejor estén. No obstante, en este equipo ya han jugado alguna vez todos como titular en algún partido oficial», recuerda Santi Amaro, que podría mezclar teniendo en cuenta que el domingo visita Navalmoral con tan solo dos días de descanso entre medias.

Será el primer partido oficial entre ambos equipos (en amistosos, se enfrentaron hace dos veranos en un triangular en Guareña que ganó el Cacereño). La última cita oficial entre el Cacereño y 'un' Mérida fue en febrero de 2005. Entonces, en Tercera, ganó el Mérida UD por la mínima en el Romano. Así es que se espera una buena entrada, por la ilusión de la afición local y porque se espera que al menos tres autobuses con aficionados verdes, además de numerosos seguidores en coches particulares, se desplacen hasta la capital emeritense para disfrutar de la cita. Las entradas cuestan 7 euros en Tribuna y 5 en Preferencia (gratisd para los menores hasta 12 años).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos