El filial azulgrana espera hacer valer el factor campo ante el Calamonte

FELIPE J. DELGADO

Si el Calamonte llega a Almendralejo tras empatar fuera frente al Olivenza, los de la Ciudad de la Cordialidad lo hacen tras una derrota en Pueblonuevo pero sin haber perdido sensaciones. «Sabemos que va a ser un partido complicado porque el Extrremadura, junto con los equipos de la parte alta de la tabla, es uno de los que mejores sensaciones ha mostrado durante toda la temporada. Es un rival difícil, con gente joven y de mucha calidad. Alguno, incluso, ha debutado con el primer equipo en Segunda y eso nos da la medida del gran equipo que es», afirmaba Alberto Ortiz, técnico blanco en la previa del encuentro. «Vamos a plantear el encuentro como normalmente lo hacemos y siendo conscientes del rival que tenemos enfrente y, muy rápido, muy vertical y al que para ganar habrá que competir bien y mostrar nuestra mejor cara».

 

Fotos

Vídeos