Agreden a un jugador del Valverdeño tras el partido en Valdelacalzada

José Mari fue trasladado al hospital:: FERNANDO NEGRETE SOSA/
José Mari fue trasladado al hospital:: FERNANDO NEGRETE SOSA

José Mari, autor de los dos goles de los visitantes, quedó tendido en el terreno de juego tras recibir dos puñetazos

FERNANDO NEGRETE | OPTA VALDELACALZADA.

Sobran las palabras para definir los irrisorios y dantescos sucesos que sirvieron de epílogo en este Valdelacalzada-Valverdeño, que más que un partido de fútbol finalizó como una batalla campal donde participaron futbolistas, cuerpos técnicos y aficionados, que empezó con el colegiado no dando abasto con las tarjetas y que terminó con el susto al atender a José Mari, jugador del Racing Valverdeño, que quedó tendido sobre el césped en estado de shock víctima de una agresión.

2 VALDELACALZADA

2 RACING VALVERDEÑO

Valdelacalzada
Roberto, Óscar, Nacho, Meli, Moisés, Mendoza, Moriano, Mario (Carroza, min. 84) Cano, Peri, Míchel (Cristo, min. 79) y Matute.
Valverdeño
Alonso; Loiro, Aitor, Jona, Toro, Álex Bravo, Silva, Botello (Ismael Borrego, min. 63), Álex Romero, Borja Romero (Alberto, min. 75) y José Mari.
Goles
0-1: José Mari, min. 49. 1-1: Mendoza de penalti, min. 57. 2-1: Matute, min. 86. 2-2: José Mari, min. 90.
Árbitro
Agraz Díaz. Expulsó a los locales, por doble amarilla, Moisés (94) y Carroza (90) y, por roja directa, a Meli (90), y a los visitantes, por roja directa, Botello (56) y al segundo entrenador (80). Además, amonestó a los locales Óscar, Michel, Nacho, Matute y Moriano; y a los visitantes Loiro, Aitor, Álex Bravo, Silva, Borja Romero y Conde (que estaba en el banquillo).
Incidencias
Municipal de Valdelacalzada. 300 espectadores.

Con el empate a dos en el marcador, el colegiado señaló el final del encuentro. En este momento, jugadores y miembros del cuerpo técnico de ambos equipos se saludan camino de los vestuarios. En el trayecto, un jugador local se acerca a José Mari, autor de los dos goles racinguistas, para increparle. Pero no deja de ser una pequeña discusión que queda dentro del terreno de juego. En ese momento una persona que estaba en la grada se acerca a José Mari y, aprovechando que está descuidado, le propina dos puñetazos en la cara que lo tiran al suelo. El valverdeño se intenta levantar, pero nuevamente cae inconsciente.

Mientras tanto, algunos valverdeños se abalanzan sobre el agresor formándose una fuerte tangana en la que voló algún que otro puñetazo y patada. El culpable corrió para escapar y varios jugadores, al darse cuenta de la gravedad de la agresión, corrieron en su busca, pero este ya había abandonado las instalaciones a sabiendas de todo lo que había provocado.

También toca lamentar la ausencia de servicio médico y fuerzas de seguridad para la disputa del partido. Desde que se produjo todo y se dio el aviso al 112 hasta que llegaron la Policía Local y una ambulancia, pasaron unos 15 minutos. En todo este tiempo, José Mari estuvo atendido por sus compañeros y algunos jugadores locales.

Poco a poco, el valverdeño fue recuperando la consciencia hasta la llegada de la ambulancia que lo trasladó al hospital Infanta Cristina donde fue sometido a un TAC de craneal y facial, que descartó daños de gravedad. El Servicio Extremeño de Salud confirma que el futbolista fue dado de alta de madrugada.

José Mari rescata un punto

En lo que a lo deportivo, se trató de un partido igualado entre dos equipos recién ascendidos, con poco fútbol. No hubo un dominador claro y la victoria pudo recaer en cualquier bando. Comenzaron mejor los locales, con Moriano, Mario y Matute, imponiéndose en la medular a Silve, Jona y Toro, los tres muy desaparecidos y desacertados. La mejor ocasión en los primeros minutos estuvo en las botas de Mendonza que lanzó una falta a una de las escuadras a lo que responde Alonso con un auténtico paradón. Continuó mejor el equipo local, pero sin trenzar ninguna jugada excesivamente peligrosa.

Poco a poco los valverdeños comienzan a reaccionar, pero sin juego ninguno, solamente algún pase interno que pudo ser aprovechado, pero ni Borja ni Alex, en dos ocasiones, estuvieron acertados.

En los últimos minutos del primer tiempo, se produjo una pequeña tangana que el colegiado saldó con amarilla a los locales Michel y Matute; y a los visitantes José Mari y Borja.

A los dos minutos de la reanudación, avisó el local Matute con un tiro muy cruzado, pero serían los valverdeños los que golpearían primero. Gran jugada entre Borja y José Mari que acaba con pase del primero al segundo, y éste dentro del área y muy escorado, logra cruzar para marcar por el palo largo el cero a uno. Lo celebraba con rabia el valverdeño buscando al portero local con quien tuvo sus más y menos.

Solamente un minuto después pudo empatar el Valdelacalzada con otra ocasión parecida pero el tiro de Michel golpea el palo.

Momento de la pelea final.: CEDIDA
Momento de la pelea final.: CEDIDA

En el 56 llegaría la jugada del empate a uno. Lío en el área pequeña del Racing y en uno de los golpeos a puerta el colegiado señala penalti por manos y decide expulsar a Botello con roja directa. No se puede decir que no hubiera mano, pero de Botello seguro que no fue ya que se encontraba detrás de la jugada. Mendoza pondría las tablas en el marcador.

Con un jugador menos el Racing dio un paso atrás, todo lo contrario que el Valdelacalzada que se adueñó del balón y buscó la portería visitante moviendo de lado a lado hasta trenzar la jugada perfecta. Los locales continuaron buscando el gol hasta que consiguieron su premio a cuatro minutos del final. Pase infiltrado entre la defensa al interior del área para Matute que define con calidad por encima de Alonso. La parroquia local estallaba de alegría ante la que podía ser la primera victoria de la temporada. Pero aún quedaba tiempo y el Racing lo intentaría.

Fruto del último empuje visitante, los valverdeños provocaron dos faltas en el borde del área, la primera la lanzó Alejandro Bravo a la barrera, pero la segunda se la pidió José Mari, y el valverdeño superó la barrera con facilidad y mandó el balón al fondo de la red ajustado al palo, sin que Roberto pudiera hacer nada.

Lo celebró el valverdeño por todo lo alto, junto a sus compañeros, la grada local lo increpó e insulto y le lanzaron varios hielos.

Tras el gol el colegiado expulsaría por doble amonestación a los locales Carroza, que llevaba en el terreno de juego solo cinco minutos, y a Meli con roja directa.

En este momento el colegiado señaló el final del encuentro y lo que sucedió después, ya se ha contado. Agraz Díaz contempló todo lo ocurrido en el acta final.

Diocesano

La temporada continua la semana que viene con la visita al Municipal de San Roque del Diocesano, antepenúltimo en la tabla con solo dos puntos con dos empates en su casillero. El Racing marcha undécimo con cinco puntos.

 

Fotos

Vídeos