Diez meses y dos días después

Celebración de un gol del Moralo en el derbi ante el Cacereño, donde los de Navalmoral dieron un golpe sobre la mesa. :: Xelu Díaz/
Celebración de un gol del Moralo en el derbi ante el Cacereño, donde los de Navalmoral dieron un golpe sobre la mesa. :: Xelu Díaz

Técnico y presidente del equipo de Navalmoral definen el gran momento que atraviesa y su reflejo con la 2017/18 El Moralo estrena liderato esta temporada tras serlo en 22 jornadas la pasada

MIGUEL CAMACHO

La última vez que disfrutó el Moralo CP en lo más alto de la clasificación fue el 8 de abril del año pasado, cuando en la jornada 33 venció en el campo del Coria (0-1). Iba directo hacia la promoción de ascenso, pero en realidad ahí empezó su debacle, culminada en el último segundo de la última jornada que le envió al quinto puesto en Santa Amalia (1-0). Fue la única vez a lo largo de todo el ejercicio que estuvo fuera de las plazas con premio, siendo incluso veintidós veces líder. Pero para nada le sirvió, todo se esfumó aquella fatídica tarde del 13 de mayo. «Ahora se ve otro poso distinto, el equipo es muy sólido. Estamos en números de luchar hasta por el campeonato si esto sigue así, pero somos humildes», asegura el presidente de la entidad, Horacio López, que añade que «confiamos en el gran trabajo del cuerpo técnico y de la plantilla porque se les ve concienciados de acabar entre los cuatro primeros, no se arrugan ante las adversidades».

El equipo de Navalmoral ha regresado al liderato y lo hace por primera vez esta campaña gracias a su extraordinaria trayectoria de nueve victorias consecutivas. Todos en el Moralo reconocen el potencial del Cacereño y del Mérida, y de las dificultades para mantener el ritmo que marcan estos rivales, pero no renuncian a nada de antemano «porque aunque son equipos para jugar en Segunda B, nos hemos colado entre ellos para dar guerra, aunque eso sí, siempre mirando al quinto puesto», reconoce el máximo mandatario del club.

Le escuda su entrenador Diego Merino, consciente de que la ilusión es grande en todo el entorno, pero él encuentra ahora mismo más satisfacción y alegría distanciar al quinto clasificado por once puntos que de ver a todos sus adversarios desde lo más alto de la clasificación. «El equipo tiene muy bien asimilado lo que tiene que desarrollar en el campo a nivel de predisposición, de grupo, de estabilidad y de muchas más cosas, y luego a nivel clasificatorio somos realistas porque desde el principio nuestro objetivo es el playoff. Ojalá podamos cumplirlo algún día, y si es pronto a partir de ahí mirar hacia arriba. No vamos a quitar la ilusión a nadie, ni nos vamos a poner techo, pero nuestra meta real es jugar playoff», señala discretamente el técnico.

«Estamos en números de luchar hasta por el campeonato si esto sigue así, pero somos humildes»

«Estamos en números de luchar hasta por el campeonato si esto sigue así, pero somos humildes» Horacio López | Presidente

«No vamos a quitar la ilusión a nadie ni a ponernos techo, pero nuestra meta real es jugar el playoff»

«No vamos a quitar la ilusión a nadie ni a ponernos techo, pero nuestra meta real es jugar el playoff» Diego Merino | Técnico

Similitudes

A eso llegó a la disciplina verde Merino, se puso al frente del ambicioso proyecto de recuperar la fe para intentar, de nuevo, disputar las eliminatorias de ascenso, ahora con más presión. Por eso no creen desde la directiva que existan similitudes con la liga pasada porque el equipo actual es casi completamente distinto. «Por todo el apoyo que recibimos antes y ahora del pueblo de Navalmoral le queremos dar el caramelo que nos faltó el año pasado después de un gran temporada. Queremos jugar el playoff. Ser primeros ahora es un premio al trabajo que se está llevando a cabo, estamos muy contentos por ello porque nadie nos ha regalado nada», agrega el presidente.

En la jornada 24 de la temporada pasada el Moralo era segundo con 58 puntos, uno menos que el líder Cacereño y siete más que el quinto. En la actualidad suma dos puntos menos pero es líder en solitario, superando por uno a Mérida y Cacereño. Pero su firmeza la confirman los once tantos que lleva recibidos, dos de ellos nada más en su casa. En el Municipal únicamente han conseguido marcar hasta ahora como visitantes el Azuaga (1-1) y el Mérida (4-1). Es esa una marca nacional ya que junto al Portugalete de la Tercera vasca son los menos batidos como locales. Lo que es un registro único de los verdes es que acumulan ocho partidos seguidos sin recibir gol en su propio campo. Sus guardametas Miguel López y Pedraza echaron el cierre a sus porterías de entrenamiento hace cuatro meses.

Hasta ahí el pasado más reciente, pero ahora toca pensar en el futuro más inminente. Este domingo, a las 11.00 horas en Montijo, estrenará el Moralo la primera plaza después de relevar al Cacereño tras una victoria dedicada a Álex González, que será operado el próximo sábado de un dedo de la mano izquierda lesionado en dicho encuentro. «Creo que no es bueno para el aficionado ni para nadie jugar a las once de la mañana. No nos parece una buena fórmula porque no se fomenta el espectáculo, pero bueno cada uno en su casa sabe lo que hacer», sentencia Horacio López preguntado por la primera defensa del liderato.

 

Fotos

Vídeos