TERCERA

Derbi con cambio de roles entre Cacereño y Diocesano

Último derbi entre Cacereño y Diocesano el pasado mayo. :: J. REY/
Último derbi entre Cacereño y Diocesano el pasado mayo. :: J. REY

El conjunto colegial visitará el domingo el Príncipe Felipe como máximo exponente futbolístico de la ciudad

J. CEPEDACÁCERES.

Tanto Cacereño como Diocesano ya cuentan los días para afrontar este próximo domingo (Príncipe Felipe, 12.00 horas) el que será para ambos planteles uno de los partidos más esperados de la temporada. El quinto derbi capitalino en toda la historia traerá, además, un morbo añadido, y es que el conjunto colegial visitará el coliseo verde siendo el máximo exponente del fútbol local. Así al menos lo indica una tabla clasificatoria en la que, tras las cuatro primeras jornadas disputadas, los de Adolfo Senso aventajan al equipo de Cobos en dos puntos. Un acontecimiento totalmente inédito en cualquier campaña anterior y que puede quedar en mera anécdota si el equipo todavía propiedad de Martínez Doblas hace los deberes propios de un club que aspira tanto al título liguero como al ascenso de categoría.

El decano del fútbol extremeño vive esta semana de trabajo con la bocanada de aire fresco que logró inhalar la pasada jornada en Llerena tras la apurada victoria por un gol a dos. No obstante, los verdes necesitan como el comer una victoria sin apuros que eleve las cotas de credibilidad, ya que el equipo de la carretera de Salamanca acabó sufriendo frente al cuadro de la Campiña Sur para sumar sus tres primeros puntos de una misma tacada. Cabe destacar que el Cacereño no ha logrado dejar hasta el momento su portería a cero en ninguno de los cuatro encuentros disputados hasta la fecha. Otra de las asignaturas pendientes convertida en preocupación es la poca eficacia demostrada en las jugadas a balón parado, donde el Cacereño aún no ha podido sacar todo el petróleo que de él se espera, como reconoce el técnico, Julio Cobos. A pesar de ello, los verdiblancos sí aprovecharon en el Fernando Robina una acción de estas características para poner el cero a dos en el marcador. Una faceta que cobra especial importancia en determinados campos carentes de amplitud y que son legión en Tercera División. Del mismo modo, el preparador mostró el pasado domingo su satisfacción por el trabajo realizado y espera que su grupo haya iniciado definitivamente el despegue para comenzar a posicionarse en la zona alta de la tabla: «Había que ganar sí o sí para tranquilizar a los jugadores. Esperemos que haya sido un punto de inflexión y que a partir de ahora nos cueste menos trabajo ganar partidos».

El Diocesano, por su parte, está viviendo un inicio liguero más tranquilo y con las aguas mucho menos revueltas que en la casa de su vecino. A pesar de la desbandada de jugadores padecida durante el verano, el cuadro colegial ha conseguido mantener, en principio, una propuesta lo suficientemente competitiva como para no pasar apuros para salvar la categoría, a tenor de lo visto en las cuatro primeras jornadas. Todo gracias a los futbolistas que continúan, a la nueva remesa de jugadores que el pasado año militaron en el equipo juvenil y a los nuevos fichajes llegados a la entidad para apuntalar el proyecto de una escuadra sénior que está protagonizando su tercera campaña consecutiva en Tercera División.

El club presidido por Alfonso Abreu realizará mañana a las 20.30 horas en el concesionario de Ford en Cáceres, en el polígono Las Capellanías, un acto social para presentar las nuevas equipaciones del equipo. Se trata de un evento que estará abierto a todos los simpatizantes y que servirá para hacer piña antes del duelo de este domingo.