Carlos Ordóñez 'absorbe' IQ Finanzas Europa

Carlos Ordóñez (centro) aspira a ser el propietario del club. :: J. REY/
Carlos Ordóñez (centro) aspira a ser el propietario del club. :: J. REY

El Registro Mercantil publicó ayer los cambios en la sociedad que pretende hacerse con el Cacereño y que aún no ha elevado al CSD la obligatoria solicitud de autorización previa

J. CEPEDA CÁCERES.

La presunta compraventa del Cacereño, que nunca llegó a ser pefeccionada por IQ Finanzas Europa, se reactiva con actores diferentes. Si bien el 12 de septiembre de 2017 se escenificó una operación que realmente no llegó a ser inscrita en los registros públicos pertinentes, pese a contar desde marzo de 2018 con la autorización previa del Consejo Superior de Deportes y a existir escritura, el decano del fútbol extremeño protagoniza durante estos días una nueva intentona a cargo del empresario local Carlos Ordóñez.

El futuro presidente del Cacereño ha 'absorbido' la firma IQ Finanzas Europa, que tenía a Álvaro López como socio único. El BORME de ayer miércoles publica la pérdida de unipersonalidad de esta sociedad creada en 2017, que a partir de ahora estará participada en un 55% por Carlos Ordóñez y en el 45% restante por Álvaro López. Pese a contar con el CIF original de IQ Finanzas, la mercantil también ha sufrido un cambio de denominación social para pasar a ser Riba Sport Gestión, S.L, cuyo administrador único ya no es Luis Puebla, sino el propio Carlos Ordóñez. Del mismo modo, el domicilio social se ha trasladado de Oviedo a Cáceres.

En el caso de que Álvaro López no cumpla con las obligaciones contraídas con el empresario cacereño, el porcentaje de participación del emprendedor chileno pasaría a Ordóñez en el plazo de seis meses, según mantiene el próximo presidente del consejo de administración. Por el contrario, si López cumple lo acordado, y siempre y cuando la operación global de compraventa del Cacereño llegue a perfeccionarse en los registros públicos, Ordóñez pasaría a tener el 55% del 98% de la titularidad de la sociedad anónima deportiva y López el 45% de ese mismo porcentaje.

Cabe recordar que IQ Finanzas Europa ya fue catalogada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores el pasado mes de junio como «chiringuito financiero». Publicación que aún en la actualidad permanece en el listado de advertencias de este órgano dependiente del Ministerio de Economía. No obstante, los actuales gestores no conceden ni un ápice de importancia a este hecho y aseguran que este aviso del Estado no interferirá en la operación de cambio de una titularidad aún, al menos oficialmente, en manos de Martínez Doblas bajo el sello Nuevos Desarrollo Financiero 2005.

Sea como fuere, el cambio de manos no podrá cotejarse en las instancias oficiales hasta que el Consejo Superior de Deportes dé luz verde, pues la autorización previa concedida a IQ Finanzas en marzo de 2018 quedó sin vigencia a los tres meses tras no reflejarse cambio de titularidad alguno en el libro de registro de acciones. «Hasta el momento no se ha vuelto a recibir ninguna solicitud de autorización previa para la adquisición de acciones del CP Cacereño SAD», confirmó ayer por la tarde a este diario el Consejo Superior de Deportes. Del mismo modo, el órgano estatal hizo hincapié en que por parte de la entidad verdiblanca -que el pasado 1 de abril contestó al requerimiento del CSD sin aportar el certificado de movimientos en el libro de registro de acciones nominativas a fecha de 31 de diciembre de 2018 tras no mover pieza desde que le fuese concedido el permiso a IQ Finanzas- se necesita elevar una nueva solicitud.

En la junta general ordinaria de accionistas prevista para el próximo día 8 de mayo no existe en el orden del día un punto exclusivo en el que se informe sobre la venta de un porcentaje mayoritario de las acciones. Sí se contempla, en cambio, el cese del actual consejo de administración y la creación de uno nuevo, que será encabezado por Carlos Ordóñez y en el que también estará el gerente Luis Puebla.

Carlos Ordóñez, que esta misma semana reconocía no tener en la cabeza el estado exacto de todos los trámites burocráticos necesarios para hacer efectivo el cambio de titularidad del Cacereño, sostiene, sin embargo, que no existirá problema alguno para que de forma inminente pueda ser reconocido como máximo accionista no solo a nivel privado, sino también en cada uno de los registros oficiales que recoge la Ley del Deporte.