TERCERA

Carlao solo hará frente a un partido de sanción y podrá jugar los playoffs con el Cacereño

J. CEPEDA CÁCERES.

En las oficinas del Cacereño suspiraron ayer por la tarde con cierto alivio tras recibir la comunicación de la Federación Extremeña de Fútbol. El juez de Competición y Disciplina impuso a Carlao un solo partido de sanción tras su expulsión del pasado sábado en Valdelacalzada tras abandonar el terreno de juego para ir en auxilio de su padre, quien se vio envuelto en un tumulto con aficionados locales. El mariscal de la zaga verdiblanca podrá, de esta forma, estar disponible para el partido de ida de la primera eliminatoria de playoffs por el ascenso a Segunda B, toda vez haga frente a la sanción este próximo domingo frente al Diocesano (Príncipe Felipe, 18.00 horas).

El Cacereño, por mediación de Luis Puebla, ya había dejado claro que tampoco se le abriría un expediente al jugador, teniendo en cuenta el motivo de calado que le hizo abandonar sus funciones en el terreno de juego. «Todos hubiésemos hecho lo mismo», empatizó el director general.