Cáceres se viste de derbi

Instante del último partido entre Cacereño y Diocesano el pasado mes de mayo con jóvenes aficionados visitantes. :: J. REY/
Instante del último partido entre Cacereño y Diocesano el pasado mes de mayo con jóvenes aficionados visitantes. :: J. REY

El Cacereño recibe hoy al Diocesano con la intención de recuperar el simbólico bastón de mando del fútbol local

J. CEPEDACÁCERES.

Por quinta vez en toda la historia, Cacereño y Diocesano volverán a verse las caras. Será hoy a partir de las 12.00 horas en el Príncipe Felipe como escenario. Un derbi local en el que está en juego la simbólica supremacía futbolística de la ciudad, teniendo en cuenta que el conjunto colegial aventaja al decano del fútbol extremeño en dos puntos y ostenta en la actualidad el metafórico bastón de mando.

Tras una derrota y un empate en su propio feudo, el Cacereño buscará hoy la primera victoria de la temporada ante su parroquia. Si bien el equipo verde cogió algo de oxígeno la pasada semana tras logar un apurado triunfo ante el Llerenense, el cuadro dirigido por Julio Cobos estará obligado a mostrar una imagen con más peso específico si quiere optar a los objetivos planteados al inicio de la campaña. Y es que un nuevo tropiezo casero incrementaría las dudas sobre el actual proyecto y dejaría al técnico del Valdehornillos en una situación complicada.

Además del discreto acierto ofensivo demostrado hasta el momento por el Cacereño, con tan solo cuatro goles en otras tantas jornadas, la principal asignatura pendiente está en la fiabilidad defensiva, y es que los verdes no han logrado hasta el momento dejar su portería a cero en ninugno de los encuentros disputados. Una faceta en la que se ha incidido de forma especial durante la presente semana de trabajo. En el seno del equipo de la carretera de Salamanca se confía en que la magia de hombres desequilibrantes como Teto comience a hacer acto de presencia, pues la ausencia de una óptima finalización de las jugadas ha penalizado al Cacereño en las últimas citas ligueras.

Por su parte, el Diocesano acude al Príncipe Felipe con la firme intención de profanar, futbolísticamente hablando, la casa del Cacereño. El equipo dirigido por Adolfo Senso vive acomodado en la zona media de la tabla merced a las dos victorias conseguidas hasta el momento, la última de ellas el pasado domingo ante el Miajadas.

A pesar de que el club colegial sufrió en verano una desbandada de jugadores que fueron importantes durante las dos temporadas anteriores, los rojillos han sabido sobreponerse a esta situación con talento de la cantera y con varios fichajes que han apuntalado el presente proyecto deportivo, el tercero consecutivo en categoría nacional.

Para la jornada de hoy se prevé un buen ambiente en las gradas del estadio cacereño para vivir un derbi local que hasta la fecha siempre se ha saldado con resultado favorable al equipo verdiblanco, con un total de cuatro victorias.