El Cacereño se gusta y exhibe su mejor versión

Teto celebra su primer gol con el Cacereño. :: A. Méndez/
Teto celebra su primer gol con el Cacereño. :: A. Méndez

Los verdes, abanderados por Teto, pasaron ayer por encima del Olivenza para completar su metamorfosis colectiva en cuanto a imagen

J. CEPEDACÁCERES.

Algo más de un mes. Este es el tiempo que han tardado los jugadores del Cacereño en comprender que una camiseta no gana partidos por sí misma. Si bien la semana pasada los verdes protagonizaron un cierto punto de inflexión con una victoria en el feudo del líder, el equipo de Julio Cobos completó ayer su particular metamorfosis colectiva en cuanto a imagen tras derrotar al Olivenza (4-0) en un digno ejercicio futbolístico acorde a lo que se espera del decano del fútbol extremeño en la categoría.

4 CACEREÑO

0 OLIVENZA

Cacereño
Bernabé; Neto, Rentero, Carlao, Carlos Daniel, Borja García (Gustavo, min. 55), Rodri, Tero (Collantes, min. 67), Murci (Dani Muñoz, min. 61), Ezequiel y Carlos Andújar.
Olivenza
Ciga; Bodión, Borja Sánchez, Atón, Fau, Juanjo (Pedro, min. 70), Álex, Pekas, Borja Romero, Antonio (Iván Murillo, min. 23) y Juanito Monroy (Sergio Jaén, min. 48).
Goles
1-0: Teto, min. 19. 2-0: Borja García, min. 30. 3-0: Ezequiel, min. 42. 4-0: Murci, min. 54.
Árbitro
López Osorio. Amonestó a Borja García y Dani Muñoz, del Cacereño, así como a Borja Romero, Bodión, Borja Sánchez y Pedro, por los visitantes.
Incidencias
834 espectadores en el Príncipe Felipe, según la cifra oficial. Ambos equipos rindieron un pasillo de honor al CF Femenino Cáceres por su triunfo en la Copa Federación.

Las buenas noticias para los intereses del equipo verdiblanco no solo llegaron por el abultado resultado a su favor, sino también por el cúmulo de sensaciones positivas de un plantel que esta vez sí mostró determinación en la creación y exhibió una alta velocidad mental en cuanto a la toma de decisiones. Buena culpa de ello la tuvo Teto, quien esta vez ocupó una posición más alejada de la cal de la banda. Jugó, hizo jugar y contó con la espada del mejor Rodri de la temporada, así como con la de un astuto Borja García. El espacio que el batanero dejó huérfano por cuestiones tácticas fue copado por el incombustible Neto, quien hizo gala de su físico para ganar profundidad en varias de sus intervenciones.

Aunque el Cacereño ya había avisado previamente a Ciga, fue Teto quien inauguró el marcador con un lejano y certero zurdazo que sorprendió al meta visitante. El cancerbero pudo hacer más, aunque este hecho no restó mérito al primer gol del jugador esta temporada. El equipo de Juanpe Sánchez, que desde el inicio del encuentro había salido con la intención de hacer un partido largo con el objetivo de llegar al final con posibilidades, tuvo su primer contratiempo en el minuto 23, cuando Antonio se retiró con molestias físicas. Juanito Monroy, ya al inicio de la segunda mitad, emuló a su compañero y también se fue el banquillo antes de lo que hubiese deseado.

Entre tanto, el Cacereño no se conformó con el tanto inicial. En el 30 Teto volvió a aparecer en escena para irse de su par por el perfil derecho y servir desde la línea de fondo una asistencia al corazón del área que fue aprovechada por Borja García para hacer el segundo de la tarde. Ezequiel, en el 42, remató en boca de gol tras beneficiarse de una jugada de tiralíneas por la banda izquierda para firmar el tercero.

A los nueve minutos de la segunda mitad, tras una falta sacada en corto, Carlos Andújar envió desde la izquierda un balón al área oliventina y Murci ganó la batalla a los defensores visitantes para hacer el definitivo 4-0. Los verdes, a quienes en la primera parte se les anularon dos goles por fuera de juego, gozaron en el último tramo del partido de algunas otras claras ocasiones. La grada de tribuna se vino abajo cuando Cobos dio descanso a Teto en el minuto 67, con la mayor parte de la parroquia local puesta en pie en una cita en la que la portería cacereña quedó en estado virginal por vez primera esta campaña.