El Cacereño hace los deberes

Los jugadores del Cacereño celebran el gol de Neto/A. Méndez
Los jugadores del Cacereño celebran el gol de Neto / A. Méndez

Duelo descafeinado entre dos de los aspirantes al ascenso que terminó con la victoria del decano por la mínima prolongando la imbatibilidad de los de Adolfo Muñoz

MARÍA CORRAL

El Cacereño hace los deberes ante uno de los aspirantes a la lucha por los playoffs de ascenso. Una victoria por la mínima frente a un Moralo que se mostró ligeramente superior en la primera mitad y que en la segunda pecó de frustración al no llevarse el partido a su terreno. El conjunto de Adolfo Muñoz, que se plantó en el campo sin un nueve de referencia, notó visiblemente la baja de Álex Rubio.

Partido descafeinado y a la par disputado entre dos serios candidatos a jugar la fase de ascenso a Segunda B la próxima primavera. El líder se midió al quinto clasificado en un duelo sin un dominador claro que apuntaba a un empate a cero final. Resultado que se había repetido en los tres últimos enfrentamientos entre ambos conjuntos, los dos correspondientes a la anterior campaña y el choque de semifinales de la Copa Federación del pasado mes de agosto.

La primera parte estuvo marcada por un ritmo alternativo con mucho juego en medio campo que desencadenó en la falta de ocasiones tanto para un equipo como para el otro. No obstante, el Moralo parecía despertar por momentos para darle algo de vida a un tiempo de excesiva calma. El mayor peligro por parte visitante vino por una indecisión de la defensa local que bien pudo costarle la imbatibilidad liguera al cuadro de Adolfo Muñoz. Una acción que finalmente el Moralo no materializó y que mandaba a los dos equipos a vestuarios con cero a cero en el electrónico.

1 Cacereño

Ángel Bernabé; Chechu, Carbonell, Elías Molina, Alberto Delgado, Marcos Torres (Collantes, min. 78), Gustavo, Rodri (Carlao, min. 88), Neto, Luismi (Rubén, min. 86), Eloy Jiménez.

0 Moralo

Miguel López; Lolo (Cano, min. 70), Suso, Iván Sánchez, Chele, Del Castillo, Sergio Gómez, Álex Caramelo, Yoni, Sergio Alonso (Javi González, min. 76), Valentín (Rulo, min. 58).

Gol:
1-0: Neto, min. 64.
Árbitro:
Brito Regadera. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Alberto Delgado, Gustavo, Neto y Collantes, y los visitantes Sergio Gómez, Miguel López y Suso. Expulsó por doble amonestación a Yoni.
Incidencias:
Príncipe Felipe, 1.100 espectadores.

En la segunda mitad, el Cacereño reactivó su maquinaria y salió con ganas de demostrar su condición de líder. Un planteamiento que duró hasta el minuto 64, cuando Neto, libre de marca tras un rechace, puso el 1-0 en el marcador. Resultado que a la postre daría la victoria al decano extremeño.

Tras el gol, el partido se tradujo en una constante lucha entre ambos planteles que tuvo más tensión que juego. Los locales trataron de sentenciar el encuentro, mientras que los visitantes (que vistieron con indumentaria amarilla) intentaron sumar un punto para recortar distancias en la clasificación. Precisamente una magistral intervención de Bernabé salvó a los suyos de dar por finalizada su racha invicta. Fruto de la tensión local por no cerrar el resultado y de la frustración morala por no rascar algo positivo de su visita a Cáceres, los últimos minutos se caracterizaron por la constante interrupción del juego. Tal fue así que se produjo la expulsión del jugador visitante Yoni por doble amonestación.

Con esta victoria, el Cacereño cumple ante uno de sus rivales directos por los puestos de ascenso y se afianza en lo más alto de la tabla como líder en solitario. Un triunfo que prolonga una jornada más la racha de imbatibilidad de los de Adolfo Muñoz y que aleja a los moralos de la zona noble. Valdivia y Montijo, respectivamente, próximas piedras en el camino hacia el objetivo de retorno a Segunda B.