TERCERA

El Cacereño se compromete a recuperar la luz artificial en diciembre para la Copa

El Cacereño-Málaga de 2012 fue el último con luz artificial . :: HOY/
El Cacereño-Málaga de 2012 fue el último con luz artificial . :: HOY

En la presentación de Ezequiel y Mario Ramón, el director general de la entidad, Luis Puebla, anunció ayer más mejoras en el estadio

J. CEPEDACÁCERES.

Ya ha llovido desde aquel 28 de mayo de 1897. Fue entonces cuando los ciudadanos cacereños descubrieron las bondades de la luz eléctrica en el marco de la recién creada Feria de Mayo, según puede cotejarse en el Archivo Histórico Municipal. La Sociedad Eléctrica de Cáceres fue un año antes la concesionaria de un servicio para una ciudad en plena efervescencia, toda vez el establecimiento de la línea de ferrocarril entre Madrid y Lisboa en 1881 había situado a Cáceres, con parada incluida, en el mapa internacional.

Más de 122 años después, en pleno siglo XXI, el Cacereño busca aún eliminar uno de sus principales complejos de inferioridad. Según anunció ayer el director general de la entidad, Luis Puebla, el estadio Príncipe Felipe recuperará el servicio de luz artificial a medio plazo con el objetivo de que el coliseo verde pueda acoger la primera ronda de la Copa del Rey ante un equipo de Primera o Segunda División el próximo 18 de diciembre. Cabe recordar que los aficionados verdes se han visto privados de este servicio, con sus consecuentes molestias, desde que en enero de 2013 una de las torretas de Preferencia se desmoronase fruto de las fuertes rachas de viento y de la ausencia de mantenimiento. Siempre y cuando el club cumpla con la palabra dada, el Cacereño podrá volver a ganar un pulso al ocaso. No lo hace desde que en octubre de 2012 recibiese al Málaga en la Copa del Rey. Puebla hizo este anuncio tras el acto de presentación de dos de las nuevas adquisiciones, Ezequiel y Mario Ramón.

El directivo del Cacereño avanzó, además, que en la actualidad se están llevando a cabo otros trabajos para que la instalación pueda adecuarse a la normativa, como la reforma del vestuario de los árbitros.