Un Cacereño bajo mínimos retoma su camino

El Cacereño celebra uno de los goles del encuentro de ida. :: A. MÉNDEZ/
El Cacereño celebra uno de los goles del encuentro de ida. :: A. MÉNDEZ

Tras el largo parón navideño, el decano extremeño reanuda la competición líder y afronta el choque ante el Llerenense justo de efectivos

MARÍA CORRAL CÁCERES.

La liga en Tercera se ha hecho de rogar, pero el fútbol ya está de vuelta en la región. Arranca el segundo tramo de la competición y el Cacereño reemprende su camino en lo más alto de la clasificación. Frente al Llerenense y en el Fernando Robina tendrá hoy a partir de las 16.30 horas la primera oportunidad de este 2019 para seguir mostrando sus credenciales.

El Cacereño cerró la primera vuelta como quería, siendo campeón de invierno. Sin embargo, la segunda no la ha iniciado de la mejor manera. Las salidas de David López y Álex Rubio han debajo dos plazas vacías en una plantilla ya de por sí mermada. Dos huecos que aún no han sido cubiertos y cuyos reemplazos no se sabe cuando llegarán. El ex del Villanovense Carlos Andújar ha estado entrenando estos días a las órdenes de Adolfo Muñoz a modo de prueba, pero todavía es una incógnita si su fichaje finalmente se oficializará.

A esto hay que añadirle que la enfermería verde sigue contando en sus instalaciones con hombres de garantías como Rodri, cuya fecha de reaparición se desconoce. Otra baja en la convocatoria será la de Keko. El defensa asturiano vio la quinta amarilla en el partido contra el Diocesano y no viajará a Llerena al cumplir ciclo de amonestaciones. Ante esto, el técnico verde empezará el año tal y como terminó el anterior: con serios quebraderos de cabeza a la hora de confeccionar la lista. Pese a todo, buscará en su manga el as que le permita mantener el tipo y regresar a Cáceres al menos con el equipo íntegro.

El Llerenense, por su parte, recibe al líder en una cómoda decimocuarta posición, a cuatro puntos de los puestos que marcan el descenso. De los veinte que en total acumula hasta el momento, el cuadro pacense ha sumado diecisiete de ellos en su feudo. Un Fernando Robina en el que solo han concedido dos derrotas en diez partidos y que se ha convertido en un fortín durante la primera vuelta. Sin ir más lejos, en su último duelo como anfitrión, los de Enrique Freire empataron a cero contra el Azuaga y sumaron un valioso punto en el derbi de la Campiña Sur para concluir el primer tramo de la competición.

Como novedades desde la vuelta al trabajo tras el parón navideño, sobresale el fichaje de Edu Moya. Ex del Cacereño, el defensa de 38 años y natural de Monesterio podría debutar ante el último equipo en el que militó dentro del fútbol español. Una aventura que vio su fin en marzo de 2017 cuando ambas partes rompieron el contrato que los vinculaba. La escasez de minutos fue el motivo que alegó el jugador en el momento de su adiós.

La última vez que ambos conjuntos se enfrentaron se saldó con una goleada a favor de los verdes. Un exorbitante 7-0 sobre el recién ascendido abrió el campeonato para quien desde entonces ha ostentado la condición de líder casi todas las jornadas. Hoy, en cambio, el Llerenense intentará aprovechar que su estadio se ha convertido en un vivero de puntos para poner contra las cuerdas a uno de los claros favoritos al ascenso. El Cacereño, mientras, tratará en la medida en que las bajas se lo permitan repetir resultado en la primera cita del año.

Pese a recibir al líder, el Llerenense no ha declarado el partido medio día del club como sí acostumbran otros equipos. Para los aficionados que quieran presenciar el choque, el precio de la entrada será de siete euros para los no abonados. Los socios y los niños menores de doce años accederán gratis.