TERCERA

El Cacereño agota su cupo de errores

Collantes pugna con Mahillo por un balón en el choque disputado este domingo en el Príncipe Felipe./LORENZO CORDERO
Collantes pugna con Mahillo por un balón en el choque disputado este domingo en el Príncipe Felipe. / LORENZO CORDERO

El Coria araña un empate en el descuento al conjunto de Adolfo Muñoz, que ya no depende de sí mismo para lograr el liderato

LIDIA BLÁZQUEZ

El Cacereño se complica el liderato. Hasta tal punto de que ya no depende de sí mismo para arrebatar la plaza al Mérida en el choque que disputan ambos en el Romano la próxima jornada. A los de Adolfo Muñoz solo les vale ganar ese choque y además esperar un tropiezo de su rival sin permitirse el lujo de dejarse más puntos por el camino. El Coria, por su parte, regresó con un valioso empate que sigue demostrando su fortaleza a domicilio. Los jugadores que entrena Miguel Rubio consiguieron salvar un punto ante el Cacereño gracias a un gol de cabeza de Pino en el minuto 91. Pese al buen sabor de boca que dejó la agónica igualada en el bando cauriense, la victoria del Plasencia reduce el margen por la cuarta plaza a solo dos puntos.

El Cacereño fue quien trató de dominar en el juego en los primeros minutos a través de la posesión del balón, pero sin poder contar con ocasiones claras. Pasados diez minutos la contienda dio un vuelco. El Coria demostró su gran efectividad al convertir a gol su primera ocasión clara. Joserra se deshizo de varios defensores para pisar el área y poner el pase atrás para que Chema Martín entrase con todo para hacer 0-1.

2 CACEREÑO

Bernabé; Chechu, Carbonell, Alberto Delgado, Keko; Andújar, Rodri, Carlos Martínez (Gustavo, min. 67), Collantes; Gabri (Marcos Torres, min. 59) y Dani Muñoz (Eloy, min. 83)

2 CD CORIA

Álex; Carlos García, Toto, Mahillo, Joserra; Teto, Juanqui (Edu, min. 86), Pino, Fuli, Chema Martín (Rubén Carrasco, min. 67); y Javito (Chico, min. 83)

GOLES
0-1: Chema Martín, min.12. 1-1: Dani Muñoz, min. 45+1. 2-1: Alberto Delgado, min. 51. 2-2: Pino, min. 91.
ÁRBITRO
Muñoz Blázquez. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Keko, Carlos Martínez, Rodri, Dani Muñoz y Andújar; y a los visitantes Carlos García, Pino, Fuli, Juanqui y Joserra.
INCIDENCIAS
Estadio Príncipe Felipe. 900 espectadores

El gol sentó muy mal a un Cacereño que dio un paso atrás intimidado por un Coria que no se quiso conformar con el corto resultado. El equipo celeste echó el resto para buscar la segunda diana y hasta en tres ocasiones rozó el tanto. El meta del Cacereño, Bernabé, se erigió como salvador de los suyos para evitar males mayores. Primero detuvo un tiro raso de Chema Martín y después le ganó la partida a Fuli en el mano a mano y en el posterior rechace tras un error de Carbonell, lento sacando el balón siendo el último hombre de la defensa.

Al Cacereño le estaba costando mucho sacudirse la presión rival, pero lo hizo minutos antes del descanso. Tras un primer aviso de Dani Muñoz, el propio atacante del conjunto de Cáceres se encargó de devolver las tablas en el marcador superado el minuto 45. Muñoz saltó más que nadie para rematar de cabeza desde el punto de penalti un saque de esquina puesto en juego por Carlos Martínez.

La segunda parte no pudo empezar peor para los intereses del Coria. De nuevo a balón parado el Cacereño se encontró con el gol para culminar la remontada. Alberto Delgado hizo el 2-1 con una falta golpeada de manera magistral por encima de la barrera y ante la que nada pudo hacer Álex.

Todavía restaban 40 minutos, pero al igual que ocurrió en la primera parte, no fue hasta el tiempo añadido cuando llegó el tanto. Los anfitriones trataron de dormir el juego, impidiendo jugar con comodidad al Coria. A los pupilos de Miguel Rubio les costó mucho crear ocasiones de ataque más allá de alguna internada por banda derecha.

Con los visitantes volcados arriba al estar ya el tiempo cumplido Teto, el más activo del ataque del bloque celeste en la segunda parte, puso un centro medido tras un rechace de la defensa que Pino aprovechó para cabecear lejos del alcance de Bernabé y establecer el definitivo 2-2.