El Cacereño se aferra a las matemáticas

Adolfo -en la imagen con Javi Chino- volverá a sentarse en el banquillo tras cumplir su sanción. / BRÍGIDO
Adolfo -en la imagen con Javi Chino- volverá a sentarse en el banquillo tras cumplir su sanción. / BRÍGIDO

Los verdes visitan esta tarde al Racing Valverdeño con el objetivo de asegurar la segunda plaza y sin dejar de mirar al líder

J. CEPEDA CÁCERES.

Para muchos, lo que le queda al Cacereño de aquí al final de liga podría ser algo así como una pretemporada de seis partidos en plena primavera con vistas a una fase de ascenso que, previsiblemente, transcurrirá por el camino largo. No lo entiende así, al menos al cien por cien, el técnico del conjunto verdiblanco, un Adolfo Muñoz empeñado en que los suyos mantengan la intensidad, sin renunciar aún al objetivo del liderato mientras las matemáticas lo permitan: «En primer lugar, todavía hay que luchar por ganarse la segunda plaza que tenemos ahora y también hay que seguir mirando hacia arriba», sostiene el preparador.

Con este mensaje, el decano del fútbol extremeño hará hoy en Valverde de Leganés su próxima estación con parada para enfrentarse a un Racing Valverdeño (Municipal San Roque, 18.00 horas) que está en plena lucha por la supervivencia en la categoría, tan solo dos puntos por encima del Castuera, que es quien marca los puestos de descenso al inicio de esta jornada.

En la expedición del Cacereño no podrán vestirse de corto los lesionados Collantes y Marcos Torres. El primero se recupera de una rotura en el gemelo y el segundo de una dolencia similar en el abductor. Ambos deberán permanecer alejados de la competición durante el próximo mes, por lo que no estarán disponibles hasta un par de semanas antes de que comience la fase por el ascenso de categoría. Por su parte, el cuerpo técnico ha tenido entre algodones a otras dos piezas importantes del plantel, como es el caso de Rodri y Dani Muñoz. Aunque ambos han podido ejercitarse durante la semana, no será hasta poco antes del partido de hoy cuando Adolfo Muñoz decida si finalmente son de la partida. El que sí estará será Berraco, que podrá regresar a escena tras cumplir partido de sanción el pasado domingo frente al Aceuchal. Por lo demás, ni locales ni visitantes lamentarán hoy bajas por sanción.

Consciente de las dificultades que entrañará la cita de hoy, Adolfo Muñoz confía en que los suyos puedan superar el escollo sin que surjan más imprevistos en el camino en forma de lesión: «Hay que ganar e intentar llegar al final de la liga fuertes y con toda la plantilla porque estamos teniendo un año muy complicado con las lesiones». A su vez, espera que los suyos puedan llegar a esta recta final de liga «con buenas sensaciones». Tal y como reconoce el míster natural de Pueblonuevo del Guadiana, la plantilla aún se recupera del varapalo moral sufrido hace dos semanas en el Romano de Mérida, donde los verdiblancos se dejaron buena parte de sus opciones para optar al título liguero: «Los jugadores salieron anímicamente mal del partido de Mérida porque teníamos muchas esperanzas puestas en esta cita. Ahora tenemos que aprender de esa derrota, levantar la cabeza y el ánimo. La plantilla entrena día a día mirando al futuro y haciendo un esfuerzo extraordinario».

¿Por dónde puede venir el peligro por parte del Racing Valverdeño? Adolfo Muñoz fija algunas de las claves del encuentro de hoy: «El del Racing es un campo muy complicado donde vamos a tener muchas dificultades por el ambiente y porque es un equipo que en su casa es muy agresivo. Tenemos que adaptarnos al campo nada más empezar, sabiendo que ellos tienen sus armas y que nosotros tenemos que poner sobre el césped todo lo que tengamos para sacar el partido adelante», analiza.

El de hoy será el último envite del Cacereño antes de su centenario, cuya efeméride tendrá lugar este próximo jueves, 18 de abril, cuando el equipo del Príncipe Felipe reciba al Pueblonuevo.