El Azuaga no da opciones a un impotente Calamonte

OPTA AZUAGA.

El Azuaga, sin objetivos clasificatorios más allá del liderato de la 'otra liga', superó claramente a un Calamonte desdibujado. El equipo local, empujado por su afición, puso una marcha más para llevarse sin muchos problemas los tres puntos gracias a los goles de Chepe, Neftalí e Ilyès. Fueron el premio justo al dominio del conjunto rojiblanco, resolutivo con la pelota y letal ante la meta adversaria. Con 45 puntos, el Azuaga supera a su último rival en la clasificación que tiene 44.

3 AZUAGA

0 CALAMONTE

Azuaga
Carlos Sánchez; Sofi, Ruby, Perla, Emilio; Nono, Neftalí, Ilyès; Luisito (Manuel Prieto, min. 89), Bono (Jesús Rodríguez, min. 71) y Chepe (Enrique, min. 77).
Calamonte
Fuentes; Juanjo (Erik, min. 69), Villegas (Pildo, min. 46), Parra, Eloy; Pity, Juanan; Berna, Jesús, Caballero (Andrés Ávila, min. 46); y Carrasco.
Goles
1-0: Chepe, min. 12. 2-0: Neftalí, min. 35. 3-0: Ilyès, min. 86.
Árbitro
Miranda Bolaños. Amonestó con tarjeta amarilla al jugador local Luisito y a los visitantes Pity, Juanan, Carrasco y Parra.
Incidencias
Estadio Municipal de Deportes de Azuaga ante 650 espectadores.

El encuentro empezó lento, sin fluidez ni brillo. Ninguno de los dos conjuntos parecía haber saltado al verde con la chispa necesaria, hasta que una buena jugada por la banda derecha de Jesús Bono acabó en la cabeza de Chepe, que, incontestablemente, remató al fondo de la red de Fuentes el primer gol del partido para el Azuaga cerca del cuarto de hora.

A partir del tanto, los pupilos de Cobos mejoraron y pusieron contra las cuerdas al cuadro visitante, que tuvo a su mejor hombre en la figura del exguardameta del Azuaga José Fuentes. Solo el portero pudo evitar que el marcador no fuese más abultado. Pasada la media hora, un zurdazo del eterno Neftalí ponía tierra de por medio en el marcador.

Alberto Ortiz agitó la coctelera al descanso y dio entrada a Pildo y a Ávila, pero el devenir del encuentro no varió demasiado. El Azuaga siguió llegando con peligro a la portería de Fuentes. Tuvo la pelota, divirtió a su público y no concedió ocasiones de peligro. Tanto que, en el minuto 86, el francés Ilyès aumentó la renta con una buena definición. El delantero galo puso a la guinda a un choque sin demasiada historia. Ganó quien más hizo por ganar.