Álex y Migue tienen la receta

Alex Jiménez y Migue Montes. :: hoy / ad merida/
Alex Jiménez y Migue Montes. :: hoy / ad merida

El central y el delantero regresan mañana a Socuéllamos para dar el primer paso hacia el ascenso, ahora con la camiseta del Mérida

M. G.

mérida. La primera vez que Migue Montes (Pozo Alcón, Jaén, 1989) pisó Socuéllamos era enero de 2015. La última, hace justo un año, con el Real Jaén en el playoff de ascenso. La primera vez que Álex Jiménez (Madrid, 1994) pisó Socuéllamos era julio de 2016. La última, a finales de marzo, para visitar amigos y excompañeros y presenciar el choque ante el segundo clasificado, el Villarrubia.

La próxima vez de ambos será mañana. Álex Jiménez formando en el eje de la zaga junto a Javi Chino y Migue Montes desde la grada con sus padres. Son los dos únicos integrantes de la plantilla emeritense que saben lo que es jugar como local en el Paquito Giménez.

«El equipo mueve a mucha gente en el pueblo», recuerda Álex Jiménez. «Se suelen meter 2.000 personas cada domingo. Así es que, con los que vayan de Mérida, se llenará el estadio seguro. Es un campo en el que suelen pasar muchas cosas de la nada. Es parecido al de Castuera o Calamonte, por las dimensiones, y al de Arroyo, por lo mal que bota el balón. Así que habrá que estar concentrados los 180 minutos, esa es la clave de la eliminatoria. Esa y traer un buen resultado de allí».

«EL campo es parecido al de Castuera o Calamonte, por las dimensiones, y al de Arroyo, por lo mal que bota el balón» SÁlex Jiménez | Futbolista del Mérida

«La idea ahora del equipo es la misma que la de entonces, cuando yo estaba», apunta Migue Montes. «Fútbol directo y mucha intensidad. Es un campo para pasarlo mal». El delantero del Mérida llegó en el mercado de invierno a un equipo recién ascendido que flotaba un punto por encima del descenso y que acabó la temporada en puestos de Copa del Rey. «Lo mejor de mi estancia allí fue las buenas personas que conocí. Me acuerdo de las barbacoas asiduas del utillero, de Antonio, con algunos de los compañeros del equipo.».

Aún le quedan a Migue Montes por allí excompañeros como Zurdo, Jacinto, Carlos García y Jesús. Casi los mismos que a Álex García, «más Ramón y Belencoso», recuenta el central emeritense. «Hicimos un grupo muy bueno. Guardo un grato recuerdo de excompañeros y gente del pueblo. Fue un año difícil en lo deportivo, porque descendimos, pero me sirvió de aprendizaje y para curtirme. Ellos venían de jugar playoff de ascenso a Segunda A, yo hice una buena temporada en el Mostoles, me llamó Vicente Aguado y me convenció».

Demostrar

Álex Jiménez, con tres goles a sus espaldas y titular indiscutible que lo ha jugado absolutamente todo salvo cuando ha estado lesionado o le ha tocado rotar con el título ya en la mano, tendrá que demostrar en la eliminatoria lo que ya ha demostrado durante las dos últimas campañas: que es central de Segunda B.

«La dinámica y el ambiente son buenos. Viajaré con el equipo y lo veré con mis padres» Migue Montes | Futbolista del Mérida

Migue Montes, uno de los máximos responsables de la mejoría del equipo tras su llegada en octubre, tendrá que 'sufrirlo' desde la grada tras su operación de cruzado en el tramo final. «A mí me encanta esto, no puedo estar fuera. He estado toda la semana con mis compañeros en el estadio. La dinámica y el ambiente son buenos. Viajaré con el equipo y lo veré con mis padres. No sé dónde, si en el palco, en la grada o con los aficionados del Mérida. pero allí estaré».

Casi 400 entradas vendidas

La afición del Mérida casi agotó ayer las 400 entradas enviadas por el Socuéllamos para el partido de mañana. Tan solo han sobrado veinte. Y los cinco autobuses completados por los aficionados serán gratuitos, fletados todos ellos por dos empresas emeriteneses: cuatro por Filmaex y uno por Alditraex.

A pesar de la hora y de la plurijornada electoral europea, regional y local, la afición del Mérida volverá a registrar uno de los mejores desplazamientos de su historia lejos de Extremadura. La hinchada romana desea ver de nuevo a su equipo al menos en la categoría de bronce.