TERCERA

Adolfo Muñoz: «Este año nuestro mayor enemigo va a ser el campo»

Adolfo Muñoz observando el partido desde el banquillo. :: A. MÉNDEZ/
Adolfo Muñoz observando el partido desde el banquillo. :: A. MÉNDEZ

El entrenador del Cacereño ve en el terreno de juego el principal hándicap para desplegar un fútbol de toque de garantías

MARÍA CORRAL CÁCERES.

El Cacereño es el primer líder del grupo extremeño de Tercera tras vapulear a un Llerenense recién ascendido por 7-0 en el día del estreno liguero. Un resultado que a su técnico, Adolfo Muñoz, no se le pasó por la cabeza en ningún momento: «Esperaba ganar el partido, pero no una goleada».

Pensamiento que mantuvo durante buena parte del encuentro, cuando transcurría el ecuador de la primera mitad y su equipo no había conseguido adelantarse en el marcador: «Sabíamos que iba a ser un choque con un comienzo muy trabado, con poca continuidad en el juego. Hasta que no hemos anotado el primero, el partido no ha cambiado. Pero sabíamos que iba a ser un rival muy incómodo, que íbamos a necesitar paciencia».

Una vez abierto el marcador, el Llerenense adelantó líneas, lo que permitió la creación de espacios e innovar con más probaturas para que el equipo se muestre cada vez más sólido y compacto ante sus rivales: «Hace unas semanas había aspectos del juego que no dominábamos, ahora hemos avanzado».

No obstante, aunque no pretendió ponerlo como excusa, el de Pueblonuevo del Guadiana sacó en claro cuál será el principal hándicap que impedirá a sus pupilos desplegar el tipo de fútbol que adoctrina: «Nuestro mayor enemigo va a ser el campo y lo digo ahora que hemos ganado ampliamente. Por desgracia, el estado del césped no acompaña al juego que queremos».

Según las palabras de Adolfo Muñoz, este aspecto genera imprecisión y desconfianza en sus jugadores, pero mientras haya actitud y hambre, le vale. «Quiero que en cada partido estén presentes la ambición y las ganas de superar al contrario desde el primer minuto hasta el último», sentencia el técnico verde.