TERCERA

El Aceuchal vive su sueño

Cisqui, en segundo término, en la banda con Julio Cobos, en el partido ante el Cacereño. :: jorge rey/
Cisqui, en segundo término, en la banda con Julio Cobos, en el partido ante el Cacereño. :: jorge rey

Cisqui se deshace en elogios hacia sus jugadores y hacia la directiva del conjunto piporro, que ahora comparte liderato con Villanovense y Coria

RAÚL PEÑAACEUCHAL.

El Aceuchal es uno de los descubrimientos positivos del comienzo de temporada en Tercera División. El conjunto piporro es colíder junto a Villanovense y Coria, y está demostrando ser un equipo muy competitivo con un sello de autor, el de Francisco Javier Diosdado, Cisqui. Más que un equipo de fútbol, el Aceuchal es un grupo de amigos -que funcionan como una familia- que lo da todo sobre el terreno de juego.

El Aceuchal está en lo más alto de la clasificación por méritos propios. El conjunto de Cisqui acumula victorias de prestigio, como la de la primera jornada en el Estadio Príncipe Felipe de Cáceres, y remontadas como ante el Montijo que permiten a los de Aceuchal codearse con grandes equipos en la zona noble de la tabla.

Escuchar hablar a Cisqui de sus jugadores, de la directiva y del club es escuchar hablar de una pasión. El orgullo con el que el técnico almendralejense se refiere a todos los integrantes del Aceuchal ayuda a entender la buena marcha del equipo. La plantilla, el cuerpo técnico y la directiva funcionan como una familia, de ahí que el éxito se haya asomado con más facilidad al Municipal de Aceuchal.

El equipo piporro solo mira al presente, sin ponerse objetivos a largo plazo. Cisqui se apropia del 'partido a partido' que puso de moda Diego Pablo Simeone y admite que la competitividad interna en cada sesión de entrenamiento ha hecho que su equipo sea mucho más fuerte cada fin de semana. «Ya no es partido a partido, lo hemos simplificado. Trabajamos ejercicio a ejercicio, en cada entrenamiento, porque si trabajamos bien durante la semana vamos a tener más opciones de ganar el partido», señala Cisqui.

Y es que la forma de ver el fútbol y la vida del entrenador hace que el Aceuchal sea una familia más que un equipo. Cisqui está encantado con el nivel mostrado por sus futbolistas en este inicio de campaña, y por eso cree que los jugadores se han ganado el derecho a mirar de tú a tú a cualquier equipo y a ilusionarse después de este gran inicio de campaña: «Los jugadores están soñando y están en su derecho. Y claro que yo también sueño. Además, tengo una ilusión tremenda con el equipo, porque creo en todos ellos. Los jugadores me están haciendo soñar cada semana, y soñar y tener ilusiones es lo más bonito que hay, no solo en el fútbol, también en la vida».

Todos los integrantes del club piporro ponen su granito de arena para que el funcionamiento del equipo sobre el terreno de juego sea el mejor posible. Cisqui está convencido de que sin la ayuda diaria de todos los miembros de la junta directiva sería imposible tener al Aceuchal en Tercera. Cada uno se desvive en su área por ayudar al club, y eso se nota. «La gente de la directiva son unos encantos de personas que siempre están al servicio del equipo. Están siempre con una predisposición muy buena, y eso se palpa cada día». Hay una familia y eso lo digo de corazón, admite con orgullo Cisqui.

El entrenador del Aceuchal ha dirigido al equipo en estas tres temporadas consecutivas en Tercera. Cisqui ha pasado por momentos buenos y por rachas muy malas de resultados, pero siempre ha contado con la confianza del club. Esa situación propicia que haya trabajado muy bien durante estos años. «Estuvimos cuatro meses sin ganar la temporada pasada y me mantuvieron. Eso a mí me da mas energía para trabajar día a día, porque en el mundo del fútbol es muy complicado encontrarse a gente así», sentencia Cisqui.

El domingo se va a vivir un partido entre las dos revelaciones de la liga. Aceuchal y Fuente de Cantos miden sus dos buenas dinámicas. Dos equipos que se están saltando el guion establecido y están en la zona noble de la clasificación.