Tercera

Accidentado estreno del Cacereño

El Aceuchal celebra su segundo gol ante las lamentaciones de Bernabé. /J. Rey
El Aceuchal celebra su segundo gol ante las lamentaciones de Bernabé. / J. Rey

El Aceuchal de Cisqui sale por la puerta grande del Príncipe Felipe tras hacer gala de un mejor planteamiento táctico en el debut liguero

J. CEPEDA

El escudo, por sí solo, no gana partidos. Esta es la lección que, a buen seguro, han aprendido este domingo los jugadores del Cacereño, quienes en la jornada inaugural se vieron sorprendidos en su propio domicilio por un Aceuchal que se llevó con justicia la victoria del Príncipe Felipe por un gol a dos. El conjunto de Tierra de Barros, varios puntos por debajo en lo que a teóricos índices de calidad se refiere, hizo gala de un planteamiento exitoso y eficiencia productiva a partes iguales ante un decano extremeño que mostró un perfil rácano, previsible y con pocas armas para sorprender a su adversario. Todo un mazazo moral para una sufrida afición que ve cómo la cuarta temporada consecutiva de los verdiblancos en Tercera comienza de forma accidentada.

De haber sido torero, el técnico Cisqui hubiese salido por la puerta grande del Príncipe Felipe, pues ayer le ganó la batalla táctica a un Julio Cobos que no supo dar con la tecla para arreglar el desaguisado que comenzó a fraguarse en el minuto 16 con el gol de Rafa Izquierdo. El jugador visitante aprovechó una falta cercana al vértice derecho del área local para, con un certero zurdazo, ganar la partida a la barrera y al meta Bernabé.

Mientras hombres como Rentero y Marcos Torres, dos de las piezas que mejor imagen habían mostrado durante la pretemporada, esperaban su oportunidad desde el banquillo, el Cacereño intentaba poner cerco a la portería visitante, pero más por obligación que por convencimiento. El Aceuchal se mostraba por entonces inexpugnable con sumo orden defensivo, despachando todos los centros laterales y neutralizando sin problemas las propuestas de último pase de su rival. Todo ello con un Juanfran que, bajo palos, confería cierta sensación de seguridad a sus compañeros gracias a su decisión sin titubeos.

1 Cacereño

Ángel Bernabé, Chechu, Alberto Delgado, Rubén (Rentero, min. 74), Carlao, Gustavo Berraco (Marcos Torres, min. 45), Rodri, Carlos Andújar, Collantes (Lamarca, min. 61), Murci y Borja.

2 Aceuchal

Juanfran Ortiz, Iván Colín, Leandro, Marquitos (Piru, min. 65), Juanan Vélez (Lauri, min. 71), Aguza, Rafa Izquierdo (Marín, min. 82), Cristian, Samuel, Alberto y Escorial.

goles
0-1: Rafa Izquierdo, min. 16. 0-2: Samu, min. 87. 1-2: Alberto Delgado, min. 90.
Árbitro:
Quijada Alcón. Amonestó al local Rubén y a los visitantes Marquitos y Cristian. Expulsó a Carlao, del Cacereño, por doble amarilla.
Incidencias:
Alrededor de 700 espectadores en el Prínciple Felipe.

Nada más comenzar la segunda mitad fue Murci por parte cacereña quien tuvo la oportunidad para haber cambiado el sino del encuentro, pero el atacante no llegó a conectar el balón con el portero ya batido. En estos segundos 45 minutos emergió especialmente la figura de Leandro en los visitantes. El atacante piporro fue todo un quebradero de cabeza para los defensores. En el minuto 52 protagonizó una buena jugada individual para su compañero Samu, quien no aprovechó por poco el pase de la muerte.

La entrada de Lamarca en el Cacereño a falta de media hora para el final del partido pareció dar más posibilidades a la zona ofensiva de los verdes, aunque su entrega tampoco pudo traducirse en premio. Entre tanto, los aficionados presentes en el Príncipe Felipe pudieron disfrutar en la recta final de una golosina futbolística como el visitante Lauri, quien en noviembre cumplirá 42 años. Nada más salir al terreno de juego, el centrocampista dio un pase en profundidad para que Leandro se quedase solo ante un Bernabé que supo desbaratar la clara ocasión del Aceuchal en el minuto 72. Apenas cinco minutos después el Cacereño se quedó con un jugador menos debido a la expulsión de Carlao por doble cartulina amarilla.

La sentencia del partido llegaría en el minuto 87 tras un córner botado por Lauri. Bernabé se mostró condescendiente y no protegió con suficiencia su espacio aéreo, lo que favoreció que Samu cabecease al fondo de la red. Ya en el descuento, el capitán del Cacereño, Alberto Delgado, maquilló el resultado con un gol de falta directa que no sirvió, sin embargo, para acabar con el amargor que ya se había establecido entre la parroquia local.

«Vamos a hacer todo lo posible para cambiar esta imagen. Que la afición esté con el equipo depende de que nosotros ofrezcamos algo y creo que hoy no ha sido el caso», explicó Cobos. Por su parte, Cisqui agradeció a sus jugadores «el derroche, el sacrificio y la solidaridad» que exhibieron.