TERCERA

Abreu: «Tener equipos juveniles en la élite no se valora lo suficiente»

Alfonso Abreu. :: J. REY/
Alfonso Abreu. :: J. REY

El presidente del Diocesano celebra la consolidación del plantel sénior y lamenta el descenso del juvenil

J. CEPEDA

Con sabor agridulce y sensaciones contradictorias. Así ha acabado la temporada el presidente del Diocesano, un Alfonso Abreu satisfecho con el trabajo realizado por el equipo sénior, ya asentado en Tercera tras su segunda participación consecutiva. Por el contrario, el mandatario del club colegial lamenta el descenso del equipo juvenil después de haber pasado ocho temporadas consecutivas en la élite: «Es algo que no se valora lo suficiente en esta región, pero no solo pasa con nosotros, sino con otros equipos. Quizás solo se le da la importancia que realmente tiene el primer año, pero luego parece una obligación y se considera algo normal, cuando verdaderamente es un hecho extraordinario, sobre todo para clubes como el nuestro», analiza.

Respecto al equipo juvenil, Abreu confía en que el conjunto rojillo pueda satisfacer el objetivo del ascenso a las primeras de cambio aprovechando los mimbres del juvenil b, que ha quedado subcampeón en Liga Nacional. La principal incógnita ahora es saber si Adolfo Senso continuará o no siendo el máximo responsable de la parcela técnica. «Será lo que él decida. El año pasado ya se lo pensó y luego continuó. La decisión depende de él», mantiene Abreu.

Similar escenario se dibuja en el equipo de Tercera, que previsiblemente mantendrá el bloque de esta pasada temporada: «Después de dos años en Tercera, los jugadores tienen una base y una experiencia. Con ese tronco, podrá haber nuevas incorporaciones si así lo decide el entrenador, pero manteniendo la misma estructura. Estamos muy contentos con los chavales y ellos con nosotros».

En principio, según explica el presidente, la intención del Diocesano es seguir contando con Rai como entrenador, siempre y cuando ningún otro equipo que pueda realizar una oferta más ventajosa se cruce en su camino: «Estamos encantados con su trabajo y los chavales con él. Se ha jugado muy bien por momentos y, cuando no ha sido así, se ha sabido cumplir el objetivo igualmente. Rai es nuestro entrenador y contamos con él, aunque siempre puede haber equipos que se fijen en él después de esta buena temporada».

No será hasta primeros del próximo mes de julio cuando el Diocesano saque su campaña de simpatizantes. Antes, el 21 de junio, tendrá lugar la tradicional fiesta de cierre de temporada. Por otra parte, el club realizará hoy en los campos federativos las pruebas de acceso a su equipo juvenil.