«Acabé la temporada pasada quemado»

Vázquez Bermejo durante un encuentro de la pasada temporada. :: Marisa núñez/
Vázquez Bermejo durante un encuentro de la pasada temporada. :: Marisa núñez

José Antonio Vázquez Bermejo volverá a sentarse un año más en el banquillo del Jerez para cumplir la cuarta temporada consecutiva en el municipal templario

FERNANDO GASTÓN BADAJOZ.

El Jerez CF ha conseguido renovar a su principal baluarte un curso más. Desde hace ya varias campañas, en este conjunto está muy por encima el trabajo colectivo de las individualidades, algo que se demuestra atendiendo a su principal referencia, que en este caso no es ningún futbolista, sino el técnico José Antonio Vázquez Bermejo. El de Valle de Santa Ana va a formar parte del club por cuarto año consecutivo, aunque ya estuvo en la entidad años atrás. Quiere formar una plantilla bastante similar a la del curso pasado, y por ello ha convencido ya para renovar al núcleo duro.

Este año ha costado un poco más de lo habitual que club y míster se pusieran de acuerdo para continuar ligados, aunque esta era la intención de ambos. «Era lo que queríamos las dos partes», apunta el entrenador. Durante el curso pasado acusaba un cansancio que no era normal en temporadas anteriores, lo cual dejaba entrever que había mucho que hablar de cara a este curso. «Acabé la temporada quemado. No es fácil lo que llevamos haciendo estos años, estaba cansado y pensaba en dejarlo». Respecto a su relación con el presidente Manuel Sánchez, las diferencias que existían ya se han solucionado. «Discrepancias siempre hay en las mejores familias, pero eso ya está olvidado. Hemos aclarado algunas cosas y ya está», comenta.

Nuevo proyecto

A la hora de confeccionar la plantilla, un año más tendrá que reinventarse para construir un equipo con garantías. «Estamos en proceso de reconstruir el equipo. Intentaremos trabajar bien como cada año y estar por delante de otros conjuntos con mayor presupuesto». Tanto en Valle de Santa Ana como en Jerez, estaban muy pendientes de cómo se resolvía la situación, y esto lo sentía él tambien en el día a día. «Había gente preocupada, pero yo les decía que nadie es imprescindible», apunta.

En cuanto a renovados, el club se puso rápidamente manos a la obra, y ya tiene confirmados a la base de futbolistas que conformaban la plantilla el curso anterior. Entre ellos se encuentra el central Emilio Pinto, que no pudo ayudar a sus compañeros en el último tramo al sufrir una lesión. «Uno de los primeros en ofrecerle la renovación fue Emilio Pinto, simplemente porque se lo merece», señala el preparador santanero. Otro de los destacados es Jorge Zafra, quien a pesar de estar a punto de cumplir 38 años, va a aguantar un curso más vestido de verdinegro. «Estoy súper contento de que se quede Jorge. Todo el mundo aprendemos con él a diario», afirma el técnico. Vázquez Bermejo tiene la intención de que continúen el mayor número posible de futbolistas, pero cada caso es particular. «La directiva está hablando con todos y yo quiero que se queden».

Profundidad de banquillo

El pasado año tuvo que hacer malabares con la plantilla para poder completar las convocatorias, algo que en éste pretende remediar desde el inicio. «Queremos llegar al menos a 18 futbolistas. No puede ser que en Badajoz, por ejemplo, tuviéramos solo un cambio», argumenta. El cuerpo técnico está pendiente de cerrar más renovaciones, pero también tienen que estar al tanto a la hora de incorporar algún futbolista en los puestos que hacen falta. «Tengo que renovar un par de posiciones, así que lo estamos viendo».

Si atendemos a que la plantilla, salvo algún retoque, va a ser muy parecida a la de los años anteriores, al menos una parte de la afición templaria puede que le pida a su conjunto volver a disputar fase de ascenso, pero el entrenador quiere tener los pies en el suelo. «Dejé claro a la directiva en la reunión que tuvimos que no se puede exigir estar entre los cuatro primeros», afirma. Los conjuntos que él entrena suelen tener fama de basar gran parte de su éxito a los partidos de casa, algo que se encarga de desmentir. «Para estar arriba, hay que sacar puntos en casa y fuera».

En el terreno personal, Vázquez Bermejo intenta siempre moverse lo menos posible de la zona de Sierra Suroeste. Su trabajo no se lo permite y, además, se encuentra muy a gusto. «No he tenido ese problema de poder irme fuera. Yo tenía claro que no me movería muy lejos de aquí», comenta.

Experiencia y sabiduría un año más para la Tercera División extremeña y un aliciente añadido para disfrutar con el Jerez en esta temporada.