Oli da caza al Badajoz y reengancha al Jerez en la lucha por la segunda plaza

El equipo templario celebra con una victoria su tercera clasificación consecutiva para una fase de ascenso que le brindó el empate del Don Benito por la mañana

PEDRO CARRASCO SANTA AMALIA.

El Santa Amalia volvió a caer en su estadio por cero tantos a uno ante el Jerez y se le esfuma una de las últimas ocasiones de engancharse a la categoría y eludir el fatídico descenso. Los templarios, por su parte, se llevaron unos puntos con los que igualan en la tabla al Badajoz en esa disputa enconada por auparse a la segunda plaza.

El equipo de Vázquez Bermejo saltó al césped con la clasificación matemática para la fase de ascenso en el bolsillo tras el pinchazo del Don Benito por la mañana. Será su tercera participación consecutiva en busca del sueño de retornar a Segunda B, la séptima en las nueve últimas temporadas.

El partido no fue bueno y se pudo ver a un Santa Amalia que lo intentó con más corazón que cabeza, pero que evidenció, una vez más, las múltiples carencias que tiene en todas sus líneas.

La primera mitad estuvo marcada por un juego de desgaste donde los de Vázquez Bermejo ejercían un ligero dominio que, sin embargo, no se traducía en ocasiones de gol. Los amalienses, a base de un empuje más basado en el coraje que en un juego hilvanado y clarividente, llegaron a la puerta defendida por Alex con cierto peligro en sendas ocasiones que no llegaron a fructificar. La primera fue en el minuto 14 cuando Yamil no acertó con la portería en una posición óptima, tras un servicio de Caldera. La segunda fue en el 23 donde Aranda profundiza por la banda izquierda hasta la línea de fondo, y su pase atrás lo recogió Caldera con todo a su favor para chutar fuera en semifallo.

Corría el minuto 35 cuando los jerezanos lograban el gol que les reportaría, a la postre, los tres puntos que les mantienen vivo en su lucha por la segunda plaza y, por qué no, en sus aspiraciones plausibles por ser campeones, eso sí, con el permiso del Extremadura que mantiene una ventaja de cinco puntos sobre sus inmediatos persecutores. Fue Oli, libre de marca, el que metió la cabeza en el primer palo para batir a David, tras una falta botada desde la izquierda por Miguel Pérez.

La segunda mitad se esfumó entre el quiero y no puedo de los de Edu Jurado, que no llegaron a inquietar la puerta defendida por Alex, y un Jerez ordenado y con oficio que hizo valer su orden defensivo y el manejo de los tiempos mediante el criterio y el temple de sus hombres veteranos, como Jorge Zafra, que supieron manejar el resultado a favor sin hacer concesiones al rival. Pudieron finiquitar el choque los templarios con el cero a dos en el minuto 55 de partido en un disparo con la zurda que Yeyo estrelló en el palo, pero el resultado no se movería dejando a los amalienses en la misma posición que la semana pasada, pero con un cartucho menos en la recámara.