Don Benito y Díter Zafra se enfrentan a la caza de nuevos alicientes

Los segedanos tienen casi asegurada la salvación, mientras que el conjunto rojiblanco peleará por conseguir la quinta plaza

ESTRELLA DOMEQUE DON BENITO.

El Vicente Sanz acoge hoy un duelo de dos equipos siempre llamados a más, pero que este año vuelven a tener que conformarse con pelear en zonas poco calientes de la tabla, Don Benito y Díter Zafra.

Los locales mantenían hasta hace una semana ciertas esperanzas de acechar hasta el último momento la cuarta plaza. Sin embargo, con su derrota ante el Atlético San José en la pasada jornada, esa opción es casi nula. Como consuelo le queda mantener viva la pelea contra el Calamonte para deshacer el empate a 52 puntos que mantienen por la quinta plaza desde hace un par de semanas. Con todo ello, el técnico rojiblanco, Emilio Sosa, señala que tienen ganas de que llegue el partido «en nuestro estadio, ante nuestro público, para volver a ganar».

Por su parte, el Díter Zafra también viene de perder el pasado domingo ante el Jerez. Al conjunto zafrense su liga se le está haciendo demasiado larga y afrontará el segundo partido de su particular 'Tourmalet' en un choque en el que los azulinos tratarán de buscar un resultado positivo como ya obtuvieron en las tres presencias anteriores, la última de ellas la pasada campaña con igualada (1-1).

En el partido de ida, ambos firmaron las tablas en un partido sin goles. Pero la situación es distinta desde entonces tras los apuros económicos de los segedanos. «Han sabido reforzarse con jugadores jóvenes», afirma Emilio Sosa.

El Díter llega a este partido con las bajas de Pildo e Ito, ambos por sanción federativa. También serán baja los lesionados Ruby, Isidro y Ardilas.

Mientras que el Don Benito no podrá contar con Nono, sancionado por doble amarilla, ni con el goleador Cristo, que cumple su tercer ciclo de amarillas. Tampoco será de la partida Kiko Martín, que según explica Sosa no está entrenando por incompatibilidad con el trabajo. El que podría reaparecer es el central Jesús Garretas, ya recuperado de su lesión y que está entrenado con el resto del equipo. Aunque lo más probable es que no esté de inicio.

Además, será un partido especial para Imola y Rubén Fuentes, que volverán a la que fue su casa.