El Jerez necesita reencontrarse en Zafra

Hasta ocho jugadores templarios pasaron por el Díter Zafra, el último Pedro Oliva, incorporado en noviembre

J. C. MOLINA Y REDACCIÓN ZAFRA y BADAJOZ.

El Jerez necesita reencontrarse en un estadio que conoce bien buena parte de su plantilla, incluido su técnico José Antonio Vázquez Bermejo. Hasta ocho jugadores templarios pasaron por el Díter Zafra, el último Pedro Oliva, incorporado en noviembre en plena desbandada en el Nuevo Estadio por los problemas económicos del club azulino.

A la igualdad predominante en los últimos partidos entre el Díer y el Jerez, se añade las rachas negativas de ambos equipos, lo que da especial relevancia al encuentro de esta tarde. Los templarios llegan a la cita con la necesidad de gestionar su minicrisis que le han dejado sin saborear la victoria en las dos últimas jornadas. La derrota en Calamonte y el inesperado punto en el fortín del Manuel Calzado ante el San José no sólo han apartado al Jerez del coliderato, sino que han permitido acercarse a Badajoz y Arroyo. El Díter, por su parte, sólo ha ganado un partido de los últimos once con siete derrotas.

Vázquez Bermejo continúa teniendo que hacer malabares para configurar un once y completar la convocatoria en una plantilla escasa de efectivos. Jorge Zafra sigue lesionado y también es baja Carlos Arias por sanción. Además, se queda para toda la temporada sin el portero Manu, que definitivamente dejó el club la semana pasada a petición propia. Al menos, el técnico santanero recupera a Regino tras cumplir su partido de sanción y a Miguel Pérez, quien tuvo que ser retirado el pasaado domingo antes de la media hora con una fuerte conmoción.

Pana tendrá que mover muchas piezas en el once del Díter ante las cuatro bajas notables que se le acumulan. A los lesionados Isidro y Ruby, se une Ito, sancionado con cuatro partidos por agredir a un contrario en Azuaga, así como Teo, que deja el club por motivos laborales y jugará en el Montijo.